Diócesis de Guarenas atendió más de 600 personas durante jornada de salud

Ramón Antonio Pérez | El Guardian Católico.

Foto: El Guardián Católico.

Aníbal Madrid y su esposa Dayrene Ruiz, estuvieron entre los primeros vecinos que acudieron con sus hijos a la jornada médica que el 1 de marzo realizó la fundación diocesana de la salud, en la parroquia Beato Domingo Manuel y Sol, en la urbanización Las Rosas de Guatire. “Mis niños no están enfermos, pero quisimos venir en prevención de las gripes, fiebres y otros brotes de enfermedades que hay en el país, y así tomar prevenciones en la vida de nuestros hijos Dayan, Brayan y Dayanni”, contó el padre de familia.

“Mi suegra es feligrés en esta parroquia y nos avisó. Quisimos venir temprano para aprovechar la jornada debido a que las consultas privadas son muy costosas y en los servicios públicos hay que esperar mucho tiempo para que los puedan atender”, relató debajo del toldo en el que fueron atendidos 425 niños, niñas y adolescentes.

El deseo de Aníbal es que se sigan realizando este tipo de actividades para ayudar a los niños de las comunidades necesitadas, “porque hay muchos padres y madres que no tienen la oportunidad de pagar”. Además, dijo, “aquí se nos brindó un buen trato, cordial, ameno y de mucho amor hacia los niños”.

Atención de adultos mayores en situación de vulnerabilidad

“Esa ha sido nuestra intención: atender a las personas más vulnerables como son los niños entre 0 y 14 años de edad y los ancianos en situación delicada, y que seguramente carecen de recursos o están solos”, ratificaba la doctora María Collazo, directora de la fundación diocesana de la salud “San Rafael Arcángel”.

Collazo agradeció a los médicos y colaboradores e informó que en la jornada se realizaron 633 atenciones directas a pacientes de pediatría y adultos mayores en condiciones vulnerables. Igualmente, agradeció a Farmatodo que, con un equipo de profesionales encabezado por la doctora Yali Pereira, efectuó 208 controles de metabolismo.

Es de destacar que en esta jornada participaron la fundación Raziel, que instaló una pequeña farmacia para entregar medicamentos que les han donado; la fundación Fernando y su gente, responsable de hidratar a los pacientes y médicos; la fundación Doctor Yaso, un grupo de payasos vinculados al sector salud que dispensó alegría entre niños y adultos; y la fundación Una Mano para el planeta que junto el Voluntariado Simón Bolívar de Guarenas, y la pastoral de la salud de la parroquia, llevaron el control e ingreso de los pacientes.

Niños y adultos necesitan estas jornadas

Monseñor García Naranjo agradeció a la fundación diocesana, a los grupos de apostolado y demás voluntarios por su apoyo a la actividad en Las Rosas. “Trabajos como este debemos hacerlos siempre en Venezuela donde la gente está viviendo un momento difícil”, dijo.

“La liturgia de Cuaresma nos pide acercarnos a los más necesitados, caminar junto al pobre y darle la mano al que está en peores condiciones que nosotros”, añadió.

Por su parte, el padre Víctor Rojas Uzcátegui, párroco de la comunidad desde hace tres meses, elogió a los grupos de la iglesia que se abocaron a organizar y desarrollar con eficiencia la labor sanitaria. “Estoy impresionado de lo positivo que ha trabajado la gente de nuestra parroquia”, comentó. Especialmente, señaló la atención brindada a la gente de la tercera edad porque, porque según dijo, “se convirtió en un gran auxilio para ellos”.

Víctor Rojas, perteneciente a los Sacerdotes Operarios Diocesanos, consideró que “en estos momentos en el país tenemos muchos niños con los abuelos porque sus padres y madres salieron buscando mejores formas de vida para enviarles sustento”.

Fuente: https://elguardiancatolico.blogspot.com/2020/03/diocesis-de-guarenas-atendio-mas-de-600.html

Artículos relacionados:

email

Compartir