Al menos 8000 yukpas están afectados en la Sierra de Perijá por incendio forestal

Por Mariela Nava | Crónica Uno.

Foto: Nelson Sandoval.

 “El fuego no se ha apagado”, dijo Nelson Sandoval, párroco de la misión Los Ángeles del Tukuko en la Sierra de Perijá, estado Zulia, la noche de este martes en una conversación vía telefónica con Crónica Uno. “Aquí en el Tukuko se incendió el cerro Piyitakü, el cerro que está detrás de la misión y que es llamado ‘la cara del Indio’. Esto comenzó el domingo y vino de la parte de atrás del cerro, así que yo sospecho que fue alguna comunidad que prendió alguna tumba y agarró para acá. Esto ya se incendió todo y tomó la vía del Yasa”.

La alcaldesa de Machiques, Betty Cifuentes de Zuleta, informó a través de una nota de prensa que la operación de emergencia fue desplegada en la Sierra de Perijá para lograr el control y extinción del incendio forestal que avanzaba en el sector Toromo, donde está asentada la comunidad indígena Gaspar Enrique. “Activamos con urgencia el Comando Unificado Contra Incendios Forestales para proteger la vida de estos pobladores autóctonos de la Sierra de Perijá”.

También explicó que los especialistas implementaron “técnicas de control y extinción, de forma indirecta y directa, logrando controlar aproximadamente 750 metros de línea de incendio y evitando su propagación a al área poblada”.

Hasta el momento, unas 8.000 personas están afectadas gravemente por la inhalación del humo que suma cuatro días. Gripes fuertes y complicaciones bronquiales son algunas de las consecuencias que mantienen en alerta a la comunidad del Tukuko, siendo los niños los más afectados.

El párroco desmintió que el fuego haya sido extinguido. Contó que el 10 de febrero enviaron a unos 11 bomberos a la zona. Los funcionarios no tenían equipos ni medios de transporte.

“Eso es para pantallar y decir que hicieron algo porque esos muchachos no pueden hacer absolutamente nada, no tienen equipos, no tienen medios de transporte. Además, ellos piensan que esas extensiones tan vastas de fuego las pueden apagar 11 muchachitos que enviaron, no, ellos no pueden, y ahí no pueden llegar porque son paredes muy empinadas de esa montaña y prendidas en llamas, menos. Tienen que caminar dos horas para llegar al pie del cerro y de ahí comenzar a subir, lo que se apagó es porque se quemó todo el cerro”.

Estos incendios son provocados por las comunidades Yukpas y son una tradición ancestral, ellos usan fuego para limpiar las tierras donde sembrarán, así como las tumbas de los integrantes de la comunidad. “Lo dejan secar [el terreno] y le dan fuego. Como no recogen nada el fuego se extiende y se propaga rápidamente por la sequedad”, explicó el misionero.

Ante la propagación del fuego, Nelson Sandoval hizo un llamado a las autoridades a la reflexión: “Deben tomarse con responsabilidad este asunto de los incendios forestales en la Sierra de Perijá porque este es el pulmón de todo el estado Zulia. Toda el agua dulce del estado viene de esa montaña, por lo tanto, lo que sucede aquí no afecta solamente a los que vivimos aquí, sino a todos, así que el gobernador, la alcaldesa y todos los gobernantes, políticos, chavistas o de lo que sea, que no se tomen con seriedad el asunto se van a quedar sin agua y van a sufrir las consecuencias tan severamente como nosotros”.

Se conoció que, desde enero, la cuenca del río Negro presenta focos de incendio, por lo que esta situación ya suma casi dos meses sin una respuesta inmediata. “Hay muchos afectados, sobre todo los niños que tienen el pecho apretado e inflamación de los bronquios, ellos están siendo atendidos en el ambulatorio [Rural II Tukuko], pero ahí no hay medicamentos, nosotros se los damos aquí en la misión porque tenemos junto con Caritas un banco de medicinas”, recalcó el párroco.

La Sierra de Perijá es el pulmón vegetal del occidente del país, con unos 2953 kilómetros cuadrados asentado en Zulia, cercano a la frontera con Colombia.

Fuente: https://cronica.uno/al-menos-8000-yukpas-estan-afectados-en-la-sierra-de-perija-por-incendio-forestal/

 

Artículos relacionados:

email

Compartir