OAS

Por Gonzalo Oliveros Navarro 

Esas son las iniciales de un venezolano en esta ciudad de Bogotá. Un adulto contemporáneo que, como yo, nació en democracia y en ella concluyó sus primeros estudios universitarios.

Por circunstancias de la vida,  de esas coincidencias que Dios dispone, hizo contacto con AsoVenezuela casualmente.

Venia el de Migración Colombia. Fue a solicitar un asesoramiento sobre su condición migratoria y terminó multado.

OAS es uno de esos compatriotas que pudieran ayudar a este país pero que Colombia desaprovecha.

Es Licenciado en Matemáticas por la Universidad Central de Venezuela. Tiene una Maestría en Ciencias,  Matemáticas Puras por Washington University,  en San Luis Misouri. En esta misma universidad obtuvo otra maestría en Ingeniería,  Ciencias de Sistema y Control y finalmente es Doctor en Ciencias de la Ingeniería por la Universidad Central de Venezuela.

Casi que está demás decir que la documentación venezolana que acredita los títulos obtenidos por OAS no están apostillados,  lo cual,  por la estricta interpretación que sobre la normativa en cuestión tiene el Ministerio de Educación,  le impide convalidar sus estudios,  a pesar de que esa exigencia no es obligatoria sino discrecional.

En cualquier país de mundo,  una persona con esa preparación sería apreciada. Su talento muy probablemente serviría para formar a otras personas y ayudar al crecimiento del país. Colombia decidió que no.

AsoVenezuela ha sostenido que la migración no es un problema sino una oportunidad. Un migrante con esa formación no debería estar desempleado, menos multado y mucho menos en vías de expulsión del país. Debe él tener,  en beneficio de Colombia,  la posibilidad de ayudarla a crecer. OAS puede aportarle a Colombia y está dispuesto a hacerlo pero la interpretación de los funcionarios respectivos lo impide.

OAS estuvo en nuestras oficinas. Su emoción fue inmensa cuando vió allí a la patrona de nuestro oriente, la Virgen del Valle,  cuya imagen engalana nuestras oficinas. Las lágrimas de OAS fueron las nuestras. Seguramente nuestra patrona hará algo por él.

@barraplural

 

 

 

 

Artículos relacionados:

email

Compartir