Las escuelas de Fe y Alegría están al servicio de la educación y la paz

Foto: Archivo Web

El director general de Fe y Alegría, Padre Manuel Aristorena, ha reiterado el compromiso de las escuelas de Fe y Alegría con la paz, la vida, la reconciliación y el encuentro fraterno.

Por medio de un comunicado, el Padre Aristorena afirmó que el movimiento Fe y Alegría apuesta por una mejor Venezuela a través de la educación de niños, jóvenes y adultos, buscando formar en sus estudiantes el pensamiento crítico, el desarrollo de criterios éticos, y que crezcan en ellos los mismos sentimientos que Cristo Jesús.

En ese sentido, hizo énfasis en que “una escuela es sagrada (…) no es un lugar para las armas, no es un lugar dónde entrenar para la guerra”, reiterando que, a juicio de la institución que representa, la guerra no soluciona problemas.

Con tales palabras, el Padre Manuel Aristorena rechazó la petición hecha este miércoles 20 de febrero por un mayor de la Guardia Nacional Bolivariana que, acompañado de 80 soldados de ese cuerpo de seguridad, solicitó al director de el colegio San Javier del Valle de Fe y Alegría, ubicado en el estado Mérida, le fueran prestadas las instalaciones para llevar a cabo ejercicios militares desde el viernes 22 hasta el domingo 24 de febrero.

El director del mismo, Padre Gerardo Rosales, informó a los efectivos que no sería posible ceder los espacios de la institución por tratarse de una casa hogar en la que viven 375 jóvenes que estudian en ella. Insistió, además, que los centros educativos de Fe y Alegría son instituciones para la paz en las que no están permitidas las armas.

Rosales señaló que, luego de conversar con ellos, los militares comprendieron la explicación y se retiraron del lugar.

Fuente: Radio Fe y Alegría Noticias 

Artículos relacionados:

email