Jon Paul Rodríguez, venezolano que ganó el Whitley Gold por salvar a la cotorra margariteña

Foto: Whitley Fund for Nature.

Por Crístofer García

Un Oscar Verde. El científico venezolano Jon Paul Rodríguez fue galardonado con el premio Whitley Gold (denominado Oscar Verde) por su trabajo de rescate de la cotorra de hombros amarillos de la extinción en la península de Macanao, en la isla de Margarita. Esta especie se encuentra amenazada en el país y ha desaparecido de islas vecinas en Nueva Esparta.

“Este premio es el producto de docenas de personas que colaboraron décadas para salvar esta especie de la extinción. Hoy podemos decir que funcionó. Tenemos más del doble de la población, con éxito en su correcta hábitat”, expresó Rodríguez durante el recibimiento del premio el 1 de mayo.

El Whitley Gold, otorgado por la organización británica benéfica Whitley Fund for Nature (Fondo Whitley para la Naturaleza), es un galardón entregado a un ganador previo del Whitley Award, que Rodríguez recibió en 2003, para reconocer los trabajos de conservar y defender la biodiversidad. Además, le otorgan 60 mil libras esterlinas para proyectos durante un año.

En su trabajo, Rodríguez logró llevar de 700 aves en inicio a 1.700 cotorras margariteñas en este año en Macanao. Las labores realizadas por este grupo de ecologistas, redujo la incursión en los nidos de estas aves en un 83% desde 2004, y cada año se están perdiendo menos crías, por los trabajos de vigilancia constante que involucra a las comunidades, la policía y las autoridades nacionales.

Los especialistas involucraron directamente a la comunidad de Macanao con el proyecto de donde se originaron los Ecoguardianes. Así, reciben ingresos para custodiar a los pichones durante la temporada de reproducción, cuando están en constante amenaza de cazadores. Además, crearon asociaciones con compañías de extracción de arenas para salvaguardar el hábitat, incluyendo un área de conservación de 700 hectáreas.

“Mucho más dinero es gastado en destruir la naturaleza que en protegerla. Para prevenir las extinciones necesitamos las personas correctas, en el lugar correcto y en el tiempo correcto”, expresó en su discurso.

Rodríguez es biólogo de la Universidad Central de Venezuela, fundó Provita en 1987. En 2016 fue electo como presidente de la Comisión para la Supervivencia de Especies de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

“Cuando digo este premio es importante para mí, quiero decir más que eso. La conservación de estas aves locales puede hacer una gran diferencia incluso en los peores tiempos”, comentó.

También en el proyecto se repararon nidos dañados de las cotorras de hombros amarillos por la caza furtiva y se plantaron tres mil árboles nativos y han vinculado a 13 escuelas locales con a la educación ambiental, indica la página de la organización.

Foto: Whitley Fund for Nature.

Retos

Este proyecto busca expandirse a más allá de Margarita. La cotorra de hombros amarillos se encuentra en proceso de recuperarse en toda la isla, pero su población disminuye en otras zonas de Venezuela.

Buscan involucrar a otros ganadores del Whitley Award para desarrollar y supervisar este proyecto. Pretenden también beneficiar a los loros de la isla vecina de Bonaire en conjunto con otras organizaciones.

Además, en los objetivos del proyecto está reducir la caza furtiva y expandir el hábitat de reproducción de esta ave.

Foto: Whitley Fund for Nature.

Fuente: Efecto Cocuyo

Artículos relacionados:

email