Censos venezolanos

Gonzalo Oliveros Navarro

Leemos en los medios venezolanos que el señor Maduro y quienes le acompañan estarían por ordenar –sino lo hicieron ya- un censo de las viviendas en el país,  a los efectos de determinar cuáles de ellas se encuentran desocupadas porque sus propietarios u ocupantes están fuera del país.

En paralelo la representación del Presidente Guaidó en Colombia  ha abierto  un censo de los venezolanos que en este país nos encontramos. Sin duda que –sin querer- los mismos se complementan.

El señor Maduro hace el censo porque no tiene forma y manera real de saber quienes hemos salido del país,  bajo que circunstancia y manera. Las autoridades que representan al Presidente Guaidó lo hacen para organizar el retorno de los que afuera estamos.

En épocas de hackers, cuando está demostrado que es posible acceder a cualquier tipo de información, un censo de personas fuera de Venezuela es supremamente sensible y riesgoso. De caer en manos del señor Maduro –y tratará de que pase,  nadie tenga dudas de éllo- sería una suerte de “Lista Tascón”,  la cual para quien nos lee en el exterior,  fue el primer mecanismo diseñado y ejecutado por el gobierno del señor Chávez para discriminar a los venezolanos,  como consecuencia de haber firmado contra él la solicitud de referendo revocatorio y haber accedido él a las mismas. Quienes en élla estamos somos unos paria respecto de cualquier circunstancia pública venezolana.

De caer esa lista del exterior en manos del señor Maduro –y que nadie dude que puede ocurrir- él y quienes le acompañan   sabrán quienes están afuera,  por consiguiente ubicarán sus bienes y propiedades,  sus cuentas en bancos y empleos y por consiguiente harán lo que muy bien saben hacer: Destruir económicamente a la persona respectiva.

Doy por cierto que los familiares de quienes afueran están tomaran las previsiones que estimen pertinentes para proteger los pocos, pero muy valiosos -por escasos- activos de quienes salieron.

Respecto de estos y su censo en el exterior, considero personalmente que es un error absoluto el mismo. Afirmo que comete un grave error la persona que en él se inscriba. Sostengo que ese censo en el exterior debe hacerse luego que cese la usurpación,  nunca antes.

Lamento diferir de quienes lo propusieron pero creo mi responsabilidad advertir de lo que puede pasar.
@barraplural

Artículos relacionados:

email

Compartir