Acuerdos

Por Gonzalo Oliveros Navarro

Fueron los adoptados ayer por la comunidad internacional de este continente respecto de Venezuela.

Por una parte, el Grupo de Lima ratificó su reiterada posición en lo concerniente a la situación venezolana, con una explícita mención a la necesidad de que no se utilice la fuerza para resolverla.

Por otro lado, los países suscriptores del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), acordaron adoptar medidas comunes a los fines de que, quienes han vulnerado los derechos humanos en Venezuela o se han apropiado de los dineros públicos de mi país, sean perseguidos por éllo –con riesgo de extradición-.

Nada dijeron los firmantes del referido tratado sobre el uso de la fuerza. No era necesario. La mayoría de los suscriptores del mismo,  integran el Grupo de Lima, de tal manera que –en las actuales circunstancias- no sería posible aprobar tal uso. Mala noticia para quienes privilegian esta vía para la solución de nuestro conflicto.

Desconozco si la comunidad de naciones americanas está trabajando de la mano con la europea por el tema aprobado por los firmantes del TIAR. Si no lo la hecho, sirva esta barra como recordatorio.

Buena parte de quienes esquilmaron –o sus familias- el presupuesto nacional residen en Europa. Allí disfrutan de un modus vivendi que no pueden justificar con los sueldos que recibieron, aún durante veinte años seguidos. No hay forma de que lo hagan.

Los gobiernos europeos –y España es un ejemplo- saben quienes viven en sus territorios y los activos que tienen. A éllos hay que dificultarles su estancia allá, salvo-porque no decirlo- que con su actuación en Venezuela faciliten el cese de la usurpación. De los activos tiempo habrá para ocuparse.

Salvo que los Estados Unidos ante otras cosas que ocurran en Venezuela decida hacer efectiva su afirmación («todas las opciones están sobre la mesa»), es lo cierto que la solución a nuestra crisis no será armada, será política, pero la misma debe construirse, no solo con declaraciones, sino también con acciones de ese tenor. Eso no solo conviene a los venezolanos, sino también a la generalidad de la comunidad internacional.

@barraplural

Artículos relacionados:

email