Monseñor Basabe inicia su servicio como Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Barquisimeto

Foto: Arquidiócesis de Barquisimeto

Por: Nota de prensa Arquidiócesis de Barquisimeto

La Iglesia barquisimetana recibe con mucha alegría a Monseñor Víctor Hugo Basabe, al iniciar su servicio como Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Barquisimeto.

Con presencia del clero, comunidades religiosas, seminaristas, agentes de pastoral, miembros de los movimientos de apostolado seglar y comunidades parroquiales, se celebró este sábado en el templo de Santa Rosa la eucaristía de acción de gracias e inicio de esta nueva misión apostólica encomendada por el Papa Francisco al obispo de la Diócesis de San Felipe.

“Les extiendo desde ya mi abrazo fraterno y les invito a que con alegría y en clima de profunda fe, trabajemos juntos en la construcción del reino en esta tierra bendecida por Dios”, expresó Monseñor Basabe, mientras agradecía a todos por acompañarlo a poner en las manos de la Divina Pastora de las Almas, madre del Buen Pastor y madre de los larenses, este servicio que la Santa Sede le ha confiado. Durante la eucaristía, el nuevo Administrador Apostólico elevó una oración especial por la vida y pronta recuperación de Monseñor Antonio López Castillo, Arzobispo de Barquisimeto, a quien el Santo Padre concedió separarse de la Arquidiócesis a causa de debilidades de salud.

En consecuencia, por decreto de la Congregación para los Obispos, la Santa Sede nombró y designó a Monseñor Basabe como Administrador Apostólico sede plena, otorgándole los derechos, facultades y obligaciones que competen a los obispos diocesanos.

Con humildad, sencillez y entrega generosa asume esta misión, confiado en la asistencia del Espíritu Santo para afrontar los retos pastorales y ser ministro de los sacramentos, maestro de oración y modelo de vida creyente para el pueblo barquisimetano.

“La misión de enseñar como Administrador Apostólico me llevará a empeñarme en proponerles a Cristo como principio y fundamento de sus vidas y a invitarles a servirle para que sus vidas tengan en Él plenitud de sentido. Vengo a hablar de Jesucristo Salvador y Redentor del mundo, a vivir la cercanía con Jesucristo, empeñándome en ser cercano a cada uno de ustedes. Vengo a proponerles la alegría que es Cristo, viviendo alegre en medio de ustedes y con ustedes. Vengo a promover la esperanza que es Jesucristo, empeñándome en hacerles sentir que en el hoy de nuestra difícil vida, Cristo camina a nuestro lado y nos anima a no resignarnos a vivir este presente marcado por la carencia y la necesidad, sino a ser constructores de un mejor futuro para Venezuela. Vengo a sembrar el bien como lo hizo Jesucristo, pero también a combatir y denunciar la maldad, como lo hizo Jesucristo”.

Como pastor del rebaño barquisimetano, Monseñor Basabe se compromete a ser un amigo y un padre cercano, dispuesto a escuchar y acompañar al pueblo de Dios en sus alegrías, gozos y esperanzas, así como en sus tristezas, angustias y clamores de justicia. “Vengo en medio de ustedes como centinela, a cuidar y a promover la fe de este pueblo, pero también a levantar mi voz en su favor, a ser voz de los que no tienen voz, a hacer míos sus clamores y sus reclamos, y a que a través de mi voz sean escuchados”.

Monseñor Basabe pidió al clero asumir con espíritu de corresponsabilidad la misión de ser guías y pastores, y a la feligresía, tenerlo presente en sus oraciones. “La misión de enseñar, santificar y gobernar dos iglesias locales no es una tarea fácil, sin embargo, tengo la certeza de la ayuda del Señor en el desarrollo de la misma y espero la oración de los pueblos yaracuyano y larense, a fin que el mismo Señor me sostenga y acompañe a lo largo de este caminar”.

Al finalizar su homilía, se dirigió a la Divina Pastora, implorando su protección y compañía en el desarrollo de este mandato apostólico.

El vicario general de la Arquidiócesis, padre Owaldo Araque, manifestó la alegría del clero ante el nombramiento e inicio del servicio pastoral de Monseñor Basabe, a quien describió como un padre, pastor y gran amigo. “Lo recibimos con mucho entusiasmo y vemos como un gran designio de Dios que el Papa Francisco se haya fijado en él para continuar guiando esta Arquidiócesis”.

Fuente: Medios Arquidiócesis de Barquisimeto 

Artículos relacionados:

email