El salario: O resuelves la hiperinflación o indexas

Por Econ. Rodrigo Cabezas Morales

El incremento del salario mínimo anunciado por parte del gobierno es sorprendentemente irrisorio, irrespetuoso e INHUMANO.

La hiperinflación venezolana desatada a finales de 2017, ha destruido la capacidad adquisitiva del salario mínimo venezolano, sólo en 2019 cayó en 55%, según CEPAL; en términos reales es un desplome de 80% del salario.

Es incomprensible que el gobierno no pueda valorar que el consumo se ha reducido, en por lo menos los últimos 4 años, con consecuencias humanas de desnutrición y hambre sobre todo en personas vulnerables, niños, ancianos, embarazadas y enfermos. La hiperinflación alimentó la actual crisis humanitaria.

En escenarios de hiperinflación la autoridad económica, BCV y Ministerio de Finanzas, tienen dos caminos en esta materia salarial, o impulsan el programa monetario y cambiarlo de estabilización que supone reestablecer equilibrios básicos de los precios relativos, entre ellos, el del salario; o proceden a indexar el salario para paliar la pérdida creciente de capacidad de compra por la galopante inflación.

Esto último no es lo recomendable, pero como observo al gobierno de Maduro sin saber que hacer para detener La hiperinflación y en atención al sufrimiento de los asalariados del país, es imperante un aumento salarial nominal en niveles no miserables como el dictado.

En vez de hacer demagogia y proselitismo con bonos/regalos sin impacto con dinero electrónico del BCV es preferible incorporarlos al salario en la coyuntura.

La tragedia es que este gobierno «no sabe que no sabe» y por tanto. lo que hacen lo ensayan desde la ignorancia económica.

 

Artículos relacionados:

email

Compartir