Sismología económica

Por Francisco J. Contreras

Cortesía: El País

De nuevo las asombrosas recomendaciones de compre de todo, tenga dólares, mantenga bolívares, llene bidones de gasolina, menos mal que esas cosas son imposibles de ejecutar a la vez en condiciones de hiperinflación y depresión económica.

Mejor sea reflexivo y considere los siguientes objetivos antes de decidir:

Eliminar, transitoriamente, lo no imprescindible, los gastos suntuarios y aquellos destinados al reconocimiento de estatus.

No gastar más de lo debido, respetar el presupuesto mensual.

Analizar si el gasto que se realizó se adecuó al presupuesto con el que se contaba.

Describir cuáles son las necesidades básicas y los productos que se acostumbran a comprar con regularidad cada mes.

Promover la moderación en los gastos.

Jerarquizar los gastos a ejecutar durante el periodo que comprende el presupuesto familiar.

Planificar la recreación familiar en conjunto y no un plan para cada miembro.

Hay que prepararse para sobrevivir lo más posible como si no se tuviera trabajo.

No ceder ante la tentación de ofertas.

Evitar compras como forma de entretenimiento sin propósito, distinga entre necesidad y deseo.

Transformar el uso de las redes sociales en una herramienta de reducción de gastos, de generación de información sobre el mercado y de reglas simples de intercambio de valor frente a los mercados negros.

Contribuya con el rescate del capital social a través de la creación y participación en redes sociales donde se comparta información y se puedan establecer reglas recíprocas de trueque solidarios.

Mantener una vida sana, la salud es costosa en tiempos de crisis.

Convertir el excedente (si los tiene) en recursos patrimoniales con riesgo mínimo de pérdida anticipada de capital, tales como bienes duraderos, terrenos, vivienda o en materias primas.

Identificar las oportunidades para el emprendimiento y aplicar los excedentes en activos que reproducen renta y capital.

Aprovechar las habilidades para producir bienes y servicios susceptibles de ser cambiados en el mercado por otros bienes y servicios duraderos.

Capacitarse, aprenda a hacer cosas nuevas, conozca las nuevas tecnologías. No desdeñe las ventas: son una fuente de riqueza.

Artículos relacionados:

email