¿Se puede hablar de elecciones en Venezuela?

 

En el marco de la II reunión internacional sobre Venezuela, celebrada el pasado jueves 28 de marzo en Quito por el denominado Grupo Internacional de Contacto (GIC), y que concluyó con una declaración que incluye propuestas de observancia electoral y una “Hoja de Ruta” para posibilitar la convocatoria de elecciones en el país, el Centro de Justicia y Paz (Cepaz) en función del trabajo en materia electoral que ha venido desarrollando desde 2015, presenta una breve explicación de lo que implica esta declaración así como la postura que mantenemos las organizaciones de la sociedad civil en torno a esta temática.

¿Qué se acordó en esta segunda reunión?

La segunda reunión del GIC parte de lo acordado en su primer encuentro realizado en Montevideo el pasado 7 de febrero, donde se realizó un balance sobre la situación de Venezuela y se discutió cómo podría apoyar este grupo en la construcción de una vía pacífica para llevar a cabo elecciones presidenciales, que cumplan con todas las condiciones y garantías necesarias de acuerdo a la Constitución.

La mayoría de los gobiernos asistentes acordaron establecer las garantías necesarias para un proceso electoral creíble en el menor lapso de tiempo posible, así como abogar por el ingreso de la ayuda humanitaria según los principios internacionales. [1]

En este sentido, en su segunda reunión el GIC insistió en que la crisis que afecta a Venezuela solo puede tener una solución pacífica, democrática, política y propiamente venezolana, excluyendo el uso de la fuerza, a través de la celebración de elecciones presidenciales libres, transparentes y creíbles. Por ello, enfatiza que “es crucial” restaurar “la plena democracia, el Estado de derecho, la separación de poderes y el respeto por el mandato constitucional de las instituciones del país, comenzando por el respeto al mandato constitucional de la Asamblea Nacional electa democráticamente”.[2]

Por consiguiente, el Grupo de trabajo determina la necesidad de nuevas elecciones presidenciales, las cuales incluyan un acuerdo entre todos los actores relevantes sobre la base de una hoja de ruta acordada que permita principalmente:[3]

  1. La reinstitucionalización de instituciones estatales clave, incluido el Consejo Nacional Electoral, la Corte Suprema de Justicia y las instituciones del Poder Ciudadano.
  2. La provisión de garantías de que todos los posibles candidatos y partidos políticos podrán participar.
  3. Una actualización completa del registro de votantes, incluidos los votantes jóvenes y los venezolanos en el extranjero.
  4. Enmienda del marco legal para las elecciones para permitir el despliegue de misiones internacionales de observación de elecciones.

¿Qué efectos tiene esta declaración?

Esta declaración supone un importante revés para los intentos de Nicolás Maduro de permanecer en el poder. Recordando que en un comienzo se pensaba que el GIC seguiría adelante con su política de no intervenir en los asuntos de otro país. Pero la realidad fue otra, demostrada con esta declaración al sumarse a la ola de pronunciamientos internacionales que piden elecciones libres en Venezuela.

Asimismo, evidencia cómo el régimen de Maduro cuenta cada vez con menos respaldo internacional. Esta declaración final fue avalada por Costa Rica, Ecuador, España, Italia, Portugal, Suecia, Alemania, Francia, Países Bajos y Reino Unido, así como la sorpresiva adhesión del Gobierno uruguayo. [4]

Para Maduro, Uruguay era un aliado, que si bien no manifestó abiertamente apoyo a su gestión, la decisión de no condenarlo y de no reconocer al presidente encargado, Juan Guaidó, le daba un margen de maniobra porque hasta ese momento, Uruguay no había pedido elecciones, sino solo diálogo entre las partes. Que este país firmara la declaración del GIC significó un importante viraje en su posición respecto a Venezuela.

Por otra parte, la declaración final del Grupo de Contacto parece reafirmar la tesis propuesta por la Organización de Estados Americanos, que también ha hecho un llamado reiterado a convocar nuevas elecciones en el país, profundizando el aumento de la presión internacional. [5]

¿Qué sigue?

Para cumplir con los objetivos de la declaración, Cepaz junto a otras organizaciones aliadas que conformamos la Red Electoral Ciudadana (REC) y Diálogo Social, en primer lugar reconocemos y agradecemos a las organizaciones multilaterales por su trabajo de seguimiento y convocatoria de elecciones libres como una forma de encontrar un medio pacífico de resolución de la situación venezolana.

Asimismo hacemos un reconocimiento al haber privilegiado la vía pacífica-democrática como propuesta para la solución al país, pese a los grandes retos que implica esta vía producto al deslave institucional que caracteriza la actual crisis de gobernabilidad que atraviesa el país.  Es ahí donde la asistencia técnica es fundamental para poder retornar a la democracia en Venezuela.

Por ello, creemos que para impulsar una transición democrática, es esencial establecer un mecanismo de asistencia electoral de las Naciones Unidas que pueda funcionar de manera independiente y que evalúe el sistema electoral venezolano y la necesidad de incluir las propuestas presentadas por las organizaciones para construir y consolidar el proceso electoral.

En ese esfuerzo, hemos venido desarrollando 15 condiciones mínimas relativas a las garantías necesarias para la celebración de una elección auténtica.  Siendo indispensable que las elecciones convocadas cuenten con el compromiso del resto de la institucionalidad del Estado para apoyar la celebración de unas elecciones íntegras que se ajusten al marco constitucional venezolano y a los estándares democráticos internacionales.

Asimismo entendemos que en esta apuesta por la ruta electoral planteada para la reinstitucionalización de Venezuela y el retorno de la democracia, resulta fundamental promover la participación y la confianza de los ciudadanos venezolanos en el proceso electoral.[6]

En este sentido, el llamado es a la ciudadanía a luchar por una participación activa y a exigir elecciones auténticas como la ruta que puede llevar a Venezuela a la recuperación de la democracia. Con ello, queremos señalar que la celebración de elecciones se ven lejos en el panorama político venezolano debido a los momentos difíciles que atraviesa la ciudadanía producto a la emergencia humanitaria compleja.

Sin embargo, debemos entender lo primordial que resulta desarrollar esa ruta electoral desde ya, para así poder generar un cambio pacífico y que este cambio responda simultáneamente a varias cosas como la atención de la emergencia, la protección de derechos humanos pero también la construcción de la ruta electoral asumiendo que trabajar por ello es una obligación de todos los venezolanos y no solo del liderazgo político.  Al igual que no podemos dejarnos llevar por la inmediatez ni pensar que estos esfuerzos no tendrán validez en el futuro, para ello debemos convertirnos en una sociedad organizada y con consciencia ciudadana para el ejercicio de la participación política.

[1] Grupo Internacional de Contacto – Reunión del 7 de febrero de 2019. Disponible en: https://eeas.europa.eu/headquarters/headquarters-homepage/57788/international-contact-group-%E2%80%93-meeting-7-february_en

[2] Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela: Declaración Ministerial, 2019. Disponible en: https://eeas.europa.eu/headquarters/headquarters-homepage_en/60358/International%20Contact%20Group%20on%20Venezuela:%20Ministerial%20Declaration

[3] Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela: Declaración Ministerial, 2019. Disponible en: https://eeas.europa.eu/headquarters/headquarters-homepage_en/60358/International%20Contact%20Group%20on%20Venezuela:%20Ministerial%20Declaration

[4] Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela: Declaración Ministerial, 2019. Disponible en: https://eeas.europa.eu/headquarters/headquarters-homepage_en/60358/International%20Contact%20Group%20on%20Venezuela:%20Ministerial%20Declaration

[5] Emol, 2019. Los efectos que deja la sorpresiva declaración del Grupo de Contacto sobre Venezuela. Disponible en: https://www.emol.com/noticias/Internacional/2019/02/08/937163/Los-efectos-que-deja-la-sorpresiva-declaracion-del-Grupo-de-Contacto-sobre-Venezuela.html

[6] Centro de Justicia y Paz, 2019. Comunicado: La solución electoral en Venezuela lleva tiempos para generar la confianza necesaria. Disponible en: https://cepaz.org.ve/documentos_informes/comunicado-la-solucion-electoral-en-venezuela-lleva-tiempos-para-generar-la-confianza-necesaria/

Fuente: Comunicaciones Cepaz

Artículos relacionados:

email