Impacto de los nuevos billetes agregados al cono monetario

Por Francisco J. Contreras M.

Foto archivo WEB

Al primer día del anuncio de la puesta en circulación de los nuevos billetes añadidos al cono monetario, tanto el riesgo soberano como el mercado cambiario reaccionaron como si se tratara de una nueva emisión de dinero.

Las nuevas denominaciones deberían reemplazar las antiguas por pérdida de funcionalidad como medio de pago debido a la hiperinflación y, de ser así, su impacto sería marginal pues serían unidades físicas que desplazarían la emisión electrónica, en este caso la emisión neta de dinero sería nula.

Ahora bien, si se trata de una emisión física que no reemplaza unidades en desuso y ni la emisión electrónica estaremos en presencia de una emisión irresponsable de dinero con nuevo impacto sobre los precios.

El escenario es incierto, pues durante los cuatro últimos meses la depresión económica se intensificó y cuando no se observan colas en las cajas de los supermercados y abundan los productos en las estanterías, evidentemente, los precios deberían tender a desacelerarse como en efecto ha ocurrido durante estos meses.

Hay que estar alertas con la información que ofrezca el BCV sobre la base y la liquidez monetaria. Como lo hemos referido en pasadas notas, el péndulo de la inconsistencia de la política económica está mostrando al país como una versión de Zimbabue en América Latina.

Artículos relacionados:

email