Hacia una dolarización de la economía

Por Francisco J Contreras M

El proceso de dolarización de la economía se intensifica de una manera que las conjeturas que realizan las empresas sobre el comportamiento esperado de los costos, volumen de ventas y precios amplifica los errores en la decisiones cotidianas. Sin embargo, hay eventos en desenvolvimiento que anticipan un escenario de caída de la actividad económica e incertidumbre en el comportamiento de la inflación por las siguientes razones:

Primero, una caída de la actividad económica con rigidez a la baja del componente nacional de costos (los laborales y los servicios productivos).
Segundo, un encarecimiento de la intermediación bancaria.
Tercero, una política económica de contención de la oferta monetaria.
Cuarto, la ausencia de un proceso de liberación de la economía de la asfixia regulatoria.

Son los cuellos de botella en tiempo real a los cuales deben añadirse los derivados de la fragilidad inducida por un proceso conflictivo de una economía aislada financieramente del resto del mundo con sanciones cuyos efectos aun no se han presentado de manera total.

Se piensa que solo las grandes firmas pueden sobreponerse al encarecimiento del endeudamiento bancario, pero desde hace tiempo las PYMES vienen trabajando con recursos propios y han sido prudentes en la toma de deuda. Es un error creer que las PYMES utilizan la deuda bancaria para extraer rentas por la vía de la especulación tomando deuda para lograr ganancias en el mercado cambiario comprando y vendiendo divisas. Los operadores del mercado cambiario son otros diferentes al sector productivo.

Artículos relacionados:

email