El mejor profesor del mundo es un franciscano

Foto: Cortesía Aleteia

Por Constance Ory

Profesor de Matemáticas y Física en Kenia, Peter Tabichi fue elegido como el mejor maestro del mundo en el mes de marzo. Se le otorgó un premio de un millón de dólares.

Con 179 países y más de 10.000 maestros, esta no es una pequeña victoria que el profesor de Kenia ganó este domingo, 24 de marzo. Peter Tabichi, un franciscano de 36 años, enseña matemáticas y física en la aldea de Pwani, en un valle rural de Kenia. “Su dedicación, trabajo arduo y confianza en el talento de sus estudiantes le permitió a su escuela, en un área remota y rural con pocos recursos, ganar el Premio a la Mejor Escuela en las Competición Nacional Interescolar de Ciencias”, afirman los organizadores del concurso que eligieron recompensarlo, designándolo como mejor maestro del mundo el pasado 24 de marzo en Dubai.

Al optar por enseñar en esta escuela, los religiosos han renunciado por completo a la comodidad de enseñar en una escuela mejor equipada, para atender a familias y niños muy pobres, un tercio de los cuales son huérfanos o solo tienen un progenitor.

Muchos alumnos por profesor, una sola computadora con una conexión a Internet muy mala… las condiciones de enseñanza son precarias. Sobre todo, porque los niños tienen que caminar, en su mayor parte, unos 7 kilómetros a pie para ir a la escuela. Un verdadero reto y una lucha diaria para no abandonar la enseñanza.

Generoso e incansable

Esta lucha de los niños se refleja en la que lidera a diario Peter Tabichi. Ejemplo de generosidad, su lucha es también de orden práctico: el joven religioso gasta el 80% de su salario mensual para que los estudiantes puedan comprar uniforme y libros. ¡Esto da una pequeña idea de lo que el generoso franciscano podría hacer con el millón de dólares recibidos como recompensa el 24 de marzo!

Esta generosidad parece ir acompañada de un espíritu celoso e infatigable. La prensa de Kenia cita al director de la escuela, Daniel Mwariri, diciendo: “Peter Tabichi es ese maestro vocacional desinteresado y que se dedica casi por completo al futuro de la escuela. Ya estamos sintiendo los efectos de este cambio. Ser el único africano que ha llegado a esta meta es algo que merece reconocimiento. Con 70 u 80 estudiantes en sus clases, el joven maestro todavía encuentra tiempo para enseñar a las familias con más dificultades.

Se han multiplicado por dos las matrículas en la escuela

Peter Tabichi ha creado un club de desarrollo de ciencia y talento para inspirar a los estudiantes a investigar. Así es como los estudiantes participan en competiciones internacionales y, por ejemplo, ganaron un premio de la Royal Society of Chemistry al proponer un proyecto que muestra cómo las plantas locales pueden producir electricidad.

Ante estos éxitos, en una región donde el abandono escolar es omnipresente, la inscripción en la escuela se ha duplicado en tres años. El número y los resultados de las niñas han progresado mucho, lo que el profesor no deja de mencionar, convencido de que “las niñas jugarán un papel importante en la historia” de empoderamiento de África, una historia que el Jefe de Estado de Kenia evoca, confiando en el futuro: “Tu historia es la de África, un joven continente lleno de talento”.

Al recibir su premio, Peter Tabichi expresó con orgullo: “Este premio les da una oportunidad. Él le dice al mundo que son capaces de hacer cualquier cosa. Este es un hermoso ejemplo de esperanza en una gran lucha, con todos los brazos y todos los días. Los cielos hablan claro. ¡Es la hora de África!

Fuente: Aleteia 

Artículos relacionados:

email