El impulso del amor

Por Alfredo Infante S.J | Revista SIC

Peregrina hacia ti que el soplo creacional de Dios sigue encendido en tu corazón, no lo apagues, no lo olvides, que si sintonizas con él, pequeñas y grandes cosas harás al servicio de la vida, de la dignidad humana y del bien común. En el «peregrinar hacia ti» está la clave de la insistencia de Jesús «ama a tu prójimo como a ti mismo» (Mt 22,39).

El sí de María (Lc 1, 26-38) y su magníficat (Lc 1,46-58) nacen de ese peregrinar y sintonía, con esa fuerza del amor. Ese soplo es una fuerza liberadora, sanadora, reconciliadora, por eso Jesús, en sus encuentros de liberación, sanación y de perdón celebraba diciendo «vete en paz, tu fe te ha salvado» (Lc 7,50).

Si por negligencia, pereza, ignorancia, no asumes el desafío de peregrinar hacia ti para discernir y sintonizar con el soplo de la vida, otras fuerzas usurparán tu vida y te deshumanizarán. La decisión está en ti.

Oremos Señor, danos el valor de vivir desde el soplo de tu Espíritu para no vivir enajenados a otras fuerzas; Señor, solo tú puedes liberar nuestra libertad para dar frutos de humanidad.

Sagrado corazón de Jesús, en vos confío Parroquia San Alberto Hurtado. Parte Alta de La Vega. Caracas-Venezuela.

Artículos relacionados:

email