Asociación de la Prensa Extranjera protesta por la detención arbitraria de corresponsales por parte del SEBIN

Archivo WEB

La Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera en Venezuela (APEX) expresa su enérgica protesta por la detención arbitraria de que fueron objeto las colegas periodistas Beatriz Adrián, de la cadena de TV colombiana Caracol, y Osmary Hernández, de CNN en Español, al mediodía de este domingo en Caracas, por parte de la policía Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN).

Las colegas se encontraban a las puertas de la estación del Metro Plaza Venezuela de Caracas en plena jornada de trabajo en la cobertura de los eventos noticiosos de la mañana de este domingo cuando fueron cercadas por agentes uniformados del SEBIN, quienes las apuntaron con armas largas, las despojaron de sus teléfonos celulares y bolsos con sus artículos personales. Las agredieron físicamente y bruscamente las condujeron a la sede de esa policía política en Plaza Venezuela.

Allí permanecieron detenidas ilegalmente durante aproximadamente media hora, confinadas debajo de una escalera, presas de la incertidumbre sobre la actuación de la cual eran objeto, hasta que fueron liberadas y sus enseres devueltos.

Los agentes del Sebin borraron del teléfono móvil el material de interés periodístico que había sido grabado por una de las corresponsales en el ejercicio de sus funciones profesionales.

Las injustificadas agresiones contra estas periodistas conforman otra notoria violación a los derechos de expresión y de información; al trabajo de los corresponsales y periodistas en general y de la prensa en Venezuela.

Esta detención arbitraria, sin cargos, órdenes, ni explicación alguna va en contra de la legislación de Venezuela, en cuya Constitución Nacional vigente están claramente contempladas y consagradas las libertades de información y expresión. La ley venezolana además es contraria a la censura previa.

La intolerable detención de nuestras colegas corresponsales ha disparado nuevamente las alarmas de las organizaciones nacionales e internacionales, así como de las personas atentas al trabajo de la prensa en Venezuela. Hernández y Adrián han recibido inmediatas muestras de solidaridad dentro y fuera del país, apoyo cuya importancia reconocemos.

Reiteramos nuestra expresión de total respaldo moral, profesional y gremial para con las colegas atropelladas por organismos de seguridad del gobierno.

Llamamos una vez más a todas las autoridades venezolanas para que cesen los ataques a la prensa nacional e internacional, los encomiamos a que adapten su discurso y conductas a los cánones de respeto al trabajo de la prensa, de acuerdo a los valores y principios que han sido suscritos y asumidos por el Estado venezolano en convenciones y acuerdos internacionales.

La Junta Directiva                                                                                                                                      Caracas, 13 de enero de 2019  

Artículos relacionados:

email