“Yo como ratas por la necesidad, por el hambre”

Pableysa Ostos – UVL Bolívar

El hombre de 41 años permanece recluido en el Hospital Ruiz y Páez, en Ciudad Bolívar, al sur del país

En su mano tiene el Nuevo Testamento, permanece esposado a la camilla, en un cuarto que comparte con dos personas más en el piso 2 del Hospital Ruiz y Paéz, en Ciudad Bolívar, al sur del país.

Alejandro Manuel Mago Coraspe de 41 años, tiene 8 meses en el Internado Judicial de Vista Hermosa, por el delito de robo de vehículo, pero el pasado lunes dejó su sitio de reclusión para ser trasladado al centro hospitalario. El motivo: comió ratas para mitigar el hambre.

El hombre admite que no era la primera vez que ingería el roedor, “yo las he comido varias veces, por la necesidad, por el hambre. Pero estás que me comí recientemente no las mate yo, las agarre muerta del contenedor de basura que tenemos en el penal”.

“Las cocinamos, pero quedaron como crudas. Así mismo las comimos. Yo creo que estaban envenenadas y por eso me cayeron mal. Las otras que me he comido las he matado yo”, relató de forma pausada.

Mago, describió que presentó un cuadro complicado, debido a que hacía sus necesidades con sangre, se le salieron las hemorroides y perdió por completo la fuerza. Fue intervenido quirúrgicamente en dicho centro asistencial, debido a que tenía una obstrucción intestinal alta secundario a cuerpo extraño -los huesos y cartílagos del roedor le “obstruyeron el intestino” según el informe médico-.

De igual forma presenta desnutrición severa, debido a que no consume proteínas, eso lo ha generado que presente hinchazón en las piernas y los pies. Alejandro, comentó que no cuenta con familiares en el estado Bolívar, “me trasladaron desde Cumaná porque allá hubo un motín, mi familia es de allá. Desde que me movieron para Vista Hermosa ellos no han venido y tengo tiempo que no habló con ellos, los números que tengo no caen”.

El recluso detalló que hay otros en su misma condición, es decir, sin familiares que les den los alimentos. Se supone que el Internado Judicial de Vista Hermosa, pertenece al Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario (Mppsp), y este debería de dotarlos de los alimentos que requieren, pero al parecer esto no se cumple en una de las dos cárceles que hay en el estado Bolívar.

Y a los que les llevan su comida, no van a dejar de comérsela para dársela a los otros”, sumó Mago. Ninguna autoridad regional, militar o del Mppsp se ha pronunciado por el caso que salió a la luz este jueves cuando a través de las redes sociales circuló el vídeo de la intervención quirúrgica que le realizaron.

¿Qué efectos tiene comer ratas?

Marcos Lima Martínez especialista en endocrinología, explicó que comer ratas puede generar varias cosas, una es obstrucción pilórica, que fue lo que le sucedió al privado de libertad.

En segundo estos roedores trasmiten leptospirosis, el cual es una bacteria, mientras que las ratas de cañería, dan una infección generalizada conocida como sepsis-partida gastrointestinal-.

 

Fuente: http://unaventanaalalibertad.org/alertas/recluso-de-vista-hermosa-yo-como-ratas-por-la-necesidad-por-el-hambre/

Artículos relacionados:

email