Un bebé milagro en el Mediterráneo

El sábado 26 de mayo, la asociación SOS Méditerranée France anunció el nacimiento de un “magnífico niño de 2’8 kilos” a bordo del Aquarius. Fue bautizado Miracle, un nombre de lo más apropiado

Aleteia

Un nacimiento inesperado. Después del nacimiento de la pequeña Mercy en el mismo barco, que inspiró la conocida canción de Francia en Eurovisión, le ha tocado el turno de nacer a un pequeño bebé en el Aquarius, el barco que ayuda a los migrantes que intentan cruzar el Mediterráneo desde Libia. Debido al contexto particular de su nacimiento, al niño se le dio el nombre de Miracle, es decir, ‘milagro’. “El bebé Miracle y su madre están bien y fueron recibidos con júbilo”, publicó la asociación de rescate marítimo en su cuenta de Twitter el mismo día. En otro tweet, difundieron un vídeo que mostraba el ambiente festivo a bordo.

Se trata del 36.º niño que nace a bordo de uno de los navíos que ponen a salvo a los migrantes que cruzan el Mediterráneo. La madre y su hijo formaban parte de un grupo de 70 migrantes. El domingo llegaron a Catania, Sicilia, según informó la ONG.

Las condiciones de rescate de los migrantes venidos de Libia intentando llegar a Italia se han deteriorado en los últimos meses debido a los cambios en los procedimientos de atención. Durante años, la Guardia Costera italiana coordinó todas las operaciones de socorro en la zona. A partir de ahora, transmiten cada notificación a Trípoli, que se encarga cada vez más de las operaciones. Para los migrantes, la diferencia no es insignificante ya que cuando Roma coordina, son llevados a Italia. Cuando se trata de Trípoli, se les devuelve a Libia y a su situación de violencia y drama.

Esta coordinación ha reducido drásticamente las salidas hacia las costas europeas. Según las autoridades italianas, casi 9.500 migrantes han desembarcado desde principios de año, lo que supone un descenso del 75% con respecto al mismo período de 2017. Todavía hay varias ONG presentes en el Mediterráneo que operan fuera de cualquier marco legal pero con evidentes motivaciones humanitarias. Para ellas, las dificultades se acumulan. Los libios a menudo les ordenan que se mantengan a distancia, incluso cuando todavía están demasiado lejos o demasiado mal equipados como para intervenir.

Fuente:

https://es.aleteia.org/2018/05/29/un-bebe-milagro-en-el-mediterraneo/?utm_campaign=NL_es&utm_source=daily_newsletter&utm_medium=mail&utm_content=NL_es

 

Artículos relacionados:

email