San Ignacio en tres tiempos

Alfredo Infante, sj

  1. Lo primero que resalta en la vida de Ignacio antes de la conversión es su gran pasión por el mundo. Quiere ganar para sí todo lo que el mundo tiene por eximio: riqueza, honor y vana gloria.
  2. Después, en su proceso de conversión, momento purgativo, resalta la pasión por Jesucristo desde el paradigma de la imitación. Centra su interés y voluntad en vivir como Cristo, pero de espaldas al mundo, con una gran repugnancia por su vida pasada.
  3. Por última, en su experiencia del Cardoner, la comunidad divina le concede la gracia de hacer una síntesis espiritual que le lleva a vivir su pasión por Jesús como pasión por el mundo, y, su pasión por el mundo desde su pasión por Jesús.

Es la vía iluminativa y carismática que marcará su experiencia de fe encarnada. Pasa del paradigma de la imitación al paradigma del seguimiento para lo cual el discernimiento personal e histórico será fundamental.

Artículos relacionados:

email