Papa Francisco a los rescatistas del Mediterráneo: Sois el Buen Samaritano

El Papa denuncia los silencios, los muros, los cierres de frontera: “¿Dónde está tu hermano? La voz de su sangre clama a mí”

Alvaro Real

Papa Francisco celebró esta mañana una Misa para los inmigrantes con motivo del quinto aniversario de su visita a Lampedusa. Alrededor de 200 personas estuvieron presentes, incluidos refugiados y cuidadores.

En su homilía, que ha hecho pública la Santa Sede, Papa Francisco recordó la advertencia del profeta Amós (Am 8:11) y exclamó: “¡Cuántas personas pobres son pisoteadas hoy! ¡Cuántos pequeños son exterminados!” recordando la cultura del descarte en la que están inmersos los inmigrantes y refugiados “que siguen golpeando las puertas de las naciones que disfrutan de un mayor bienestar”.

Hace cinco años Papa Francisco visitaba Lampedusa y preguntaba “¿Dónde está tu hermano? La voz de su sangre clama a mí “, dice Dios”. “Desafortunadamente, las respuestas a esta apelación, aunque sean generosas, no han sido suficientes, y hoy lloramos miles de muertos”, afirmó el Papa.

Reflexionando sobre el Evangelio de hoy, Papa Francisco muestra que “el Señor promete descanso y liberación a todos los oprimidos en el mundo, pero él necesita que hagamos efectiva su promesa. Él necesita nuestros ojos para ver las necesidades de hermanos y hermanas. Él necesita nuestras manos para ayudar. Él necesita nuestra voz para denunciar las injusticias cometidas en el silencio, a veces cómplice, de muchos”.

Y habló de los silencios del mundo: “el silencio del sentido común, el silencio de “siempre ha sido así” … “El Señor necesita que nuestro corazón manifieste el amor misericordioso de Dios por los menores, los rechazados, los abandonados, los marginados”, afirmó.

“Ve y aprende lo que significa:” Misericordia quiero y no sacrificios “, recordó el Papa mostrando la tentación de hoy en día: “un cierre hacia aquellos que tienen derecho, como nosotros, a la seguridad y un estado de vida digno, y que construyen muros, reales o imaginarios, en lugar de puentes”.

El Papa explicó que la única respuesta a los desafíos migratorios de hoy es “la solidaridad y la misericordia: una respuesta que no hace demasiados cálculos, pero requiere una división justa de responsabilidades, una evaluación sincera y sincera de alternativas y una administración prudente”.

“La política correcta es aquella que se pone al servicio de la persona, de todas las personas interesadas; que ofrece soluciones adecuadas para garantizar la seguridad, el respeto de los derechos y la dignidad de todos; que sabe cómo mirar el bien de su país teniendo en cuenta el de otros países, en un mundo cada vez más interconectado”.

Su homilía finalizó con unas palabras en español, dirigidas especialmente a los fieles que han llegado desde España:

“Quise celebrar el quinto aniversario de mi visita a Lampedusa con ustedes, quienes representan los socorristas y los rescatados en el Mar Mediterráneo. A los primeros quiero expresar mi agradecimiento por encarnar hoy la parábola del Buen Samaritano, quien se detuvo a salvar la vida del pobre hombre golpeado por los bandidos, sin preguntarle cuál era, su procedencia, sus razones de viaje o sus documentos…: simplemente decidió de hacerse cargo y de salvar su vida. A los rescatados quiero reiterar mi solidaridad y aliento, ya que conozco bien las tragedias de las que se están escapando. Les pido que sigan siendo testigos de la esperanza en un mundo cada día más preocupado de su presente, con muy poca visión de futuro y reacio a compartir, y que con su respeto por la cultura y las leyes del país que los acoge, elaboren conjuntamente el camino de la integración”.

Así son algunos de los rescates en el Mar Mediterráneo que hoy son el Buen Samaritano del Evangelio (Galería)

Fuente: https://es.aleteia.org/2018/07/06/papa-a-los-rescatistas-del-mediterraneo-sois-el-buen-samaritano/?utm_campaign=NL_es&utm_source=daily_newsletter&utm_medium=mail&utm_content=NL_es

Artículos relacionados:

email