La redacción en internet

Jesús María Aguirre

Cada vez que surge una nueva tecnología de la voz o de la palabra escrita las formas de expresión y redacción varían. No es lo mismo modular un discurso de oratoria para recitarlo ante una asamblea, que otro ampliado por un megáfono en un mitin multitudinario o difundido al público por radio. El lenguaje, la estructura, la dicción, en fin, todas las variables se adecuan al contexto y especificidad del canal mediático. Algo semejante ocurrió cuando los mensajes audiovisuales impusieron progresivamente sus normas y estilo, protegiendo el texto de las redundancias descriptivas que exponía la imagen. Redactar para la prensa, la radio o la televisión requiere adaptarse a mensajes, géneros y funciones propias de cada medio en contextos pragmáticos.

Pero, nunca como hoy, con las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) se han expandido tantos los dispositivos y se han ido configurando usos redaccionales informales, fuera de toda normalización ortográfica y sintáctica. Las gramáticas y la morfosintaxis estallaron con los mensajes de texto abreviados o comprimidos, los correos electrónicos desaliñados y, en fin, todas las informalidades lingüísticas del twitter. Con la diversificación de las redes sociales hasta las normas de estilo de los periódicos digitales se han vuelto rápidamente obsoletos y el caos redaccional se extiende por doquier.

En este mar de confusiones, en que se pierden la claridad y la transparencia lingüística, y, en fin, la comunicabilidad, nos ha llegado el texto de Ricardo Tavares para ir fomentando la normalización de las pautas redaccionales y morfológicas, desde las estilísticas hasta las compositivas, en aras de un mejoramiento de la escritura en el mundo digital.

El libro titulado LA REDACCIÓN EN INTERNET, cuyo subtítulo reza “Tendencias, normas y desafíos de la escritura en la Sociedad de la Información y de la Comunicación” se distribuye en tres grandes apartados, que cubren: la redacción en la web (1 parte), la redacción en las redes sociales (2 parte) y la redacción en los wikis (3 parte). No están ausentes las polémicas suscitadas por las diversas formas de entender la normalización, ni las discusiones sobre la validez de las fuentes en el ciberespacio o las distintas normas de citación científica en línea.

Su autor Ricardo Tavares, candidato a Doctor en Educación, con su experticia lingüística, su experiencia como traductor y redactor, a la que suma su trayectoria educativa, ha logrado un texto didáctico sumamente útil, no solamente para los estudiantes y docentes del campo humanístico, sino para todo ciudadano alfabetizado de la cultura digital.

 

Artículos relacionados:

email