La educación de los waraos luce incierta al comienzo del año escolar 2018-2019

Kapé Kapé

Más de cinco mil niños waraos están sin escuelas por el deterioro y la ocupación de las infraestructuras como refugios tras la inundación más elevada del río Orinoco.

De acuerdo al monitoreo del equipo Observatorio de Derechos Indígenas Kapé Kapé, 8 de cada 10 escuelas de los municipios Antonio Díaz y Pedernales tienen infraestructuras deterioradas. En estos municipios, más de 20 mil niños en edad escolar no podrán recibir sus enseñanzas pedagógicas ante la gravedad de las escuelas en las comunidades waraos.

La inundación del Orinoco es otro factor que impide el inicio del nuevo año escolar. Los más de 300 niños y niñas de las escuelas de Araguaimujo no pudieron comenzar clases esta semana por la ocupación de las escuelas como refugios para los damnificados del Orinoco.

Los niños de las comunidades de Musimurina, Jerejisabanoko, Cangrejitos, Warowaro, Cuberuna, en el municipio Antonio Díaz se encuentran sin escuelas y la educación luce paralizada desde hace cinco años.

De igual forma, en el municipio Pedernales, las instituciones educativas ubicadas en las comunidades de las Culebritas I y Las Culebritas II permanecen derrumbadas y su población estudiantil fuera del sistema educativo.

Para Alejandrina González, maestra especialista indígena, “la educación intercultural de los pueblos waraos sólo es papel y letras muertas en Delta Amacuro”.

El éxodo de las familias waraos es otro de los factores que disminuye la matrícula en este nuevo año escolar.  De acuerdo a los datos del gobierno del estado de Roraima, en la frontera de Brasil con Venezuela, en el primer trimestre del año 2018 más de 3.500 waraos cruzaron al hermano país por la aguda crisis.

El 80% de la matrícula de la Unidad Educativa Yakariyene, en la comunidad indígena de Janokosebe emigró con sus familiares hasta la frontera con Brasil.

La Escuela Bolivariana Cristóbal Colon, ubicada en la comunidad del Caigual, municipio Tucupita, comienza el año escolar 2018-2019 con la mayor ausencia escolar que haya conocido, según su directora Milagro Torres, ante el desplazamiento atípico de los padres waraos.

De acuerdo a las informaciones de la División de Educación Indígena de la Zona Educativa número 23 del estado Delta Amacuro, la matrícula de la población escolar indígena inscrita para el año académico 2017-2018 fue de 14.200 estudiantes, distribuidos en 124 escuelas interculturales bilingües, localizadas en tres municipios con población warao: Tucupita, Pedernales y Antonio Díaz.

Refugios y escuelas inundadas comenzarán clases en octubre

El ministro del Poder Popular para la Educación, Aristóbulo Istúriz, informó que las escuelas que están actualmente ocupadas por refugiados iniciarán clases el próximo 1 de octubre. También señaló que desarrollarán un programa especial para la reprogramación del calendario escolar.

Las instituciones escolares que se encuentran en condición de refugio están ubicadas en los estados Amazonas (32), Anzoátegui (1), Apure (5), Barinas (1), Bolívar (50), Cojedes (2), Delta Amacuro (6), Guárico (4) y Monagas (8). La matrícula de estos planteles es de 35.360 estudiantes.

El ministro mencionó que 73 escuelas están afectadas por inundaciones a raíz de las lluvias. Del total, 54 se encuentran en Amazonas, 3 en Apure, 12 en Bolívar y 4 en Delta Amacuro. Estos recintos educativos cuentan con una matrícula de 7.312 niños.

Artículos relacionados:

email