La Academia Sueca aplaza el premio Nobel de Literatura por un escándalo sexual

Foto: Archivo WEB

Por Dolors Massot.        

Después de varios meses de polémica, la Academia Sueca ha decidido finalmente tomar una decisión acerca del premio Nobel de Literatura: no habrá fallo del jurado este año, según un comunicado oficial emitido esta mañana.

La causa que ha llevado a la Academia Sueca a dejar el Nobel sin ganador es la polémica por el escándalo sexual que protagoniza el fotógrafo y dramaturgo francés Jean-Claude Arnault, marido de la académica Katarina Frostenson. Está acusado de los delitos de violación, acoso sexual y agresiones contra 18 mujeres, que dieron a conocer la situación el pasado mes de noviembre.

Los hechos de los que se acusa a Arnault (que ahora tiene 71 años) habrían sucedido entre 1997 y 2007, cuando ya Katarina Frostenson era académica (lleva 26 años en el cargo), y en algunos casos tuvieron lugar -según el relato de las víctimas- en la sede de la Academia Sueca y en apartamentos que la institución posee en París y Estocolmo.

El honor dañado

Según el comunicado, la Academia expresa que “una de las circunstancias que puede justificar una excepción es una situación tan grave que lleve a que la institución no sea percibida como creíble”. Dado el escándalo que se ha producido en el seno de la entidad, “es necesario que la Academia tenga tiempo para recuperar su fuerza plena, involucrar a una cantidad mayor de miembros activos y restaurar la confianza en ella antes de elegir un nuevo galardonado”.

Una reacción lenta

A raíz de la denuncia contra Arnault, ya son 6 los académicos que han decidido dimitir: la propia Katarina Frostenson, Sara Danius (secretaria de la institución), Klas Ostergren, Kjell Espmark, Peter Englund y Sara Stridsberg. La renuncia de muchos de ellos se debía a la falta de reacción institucional, que mermaba el prestigio con una cuestión tan sensible, según fueron mencionando.

La carta de una artista que fue silenciada

Al parecer, los actos de Arnault eran conocidos por muchos, extremo que niega la Academia. Sin embargo, esta reconoció a mediados de abril que lamentaba profundamente no haber hecho caso a la carta que presentó una artista, Anna-Karyn Bylund, quien había puesto en conocimiento de la institución que se sintió presionada por él hasta el punto de acceder a mantener relaciones. Su escrito no había sido tenido en consideración hasta ahora.

Más allá de la falta de quorum

Con estas renuncias, unidas a la posición de 2 académicos que se oponen a todas las decisiones de la Academia por otros principios, la Fundación Nobel era consciente de que ahora ya no disponía de suficiente quorum como para elegir el premio Nobel de Literatura, puesto que el pleno de votantes es de 18 miembros.

Lo que plantea el caso, sin embargo, va más allá de la falta de quorum para votar: se trata del comportamiento ético de la Academia Sueca y sus miembros, en tanto que fue escenario y conocedora de la actuación del presunto agresor y acosador.

Con el comunicado de hoy, se revela que es consciente de la gravedad de los hechos y del mal que se ha producido al prestigio del galardón.

La Academia ha dicho que el fallo del Nobel de Literatura se dará a conocer en 2019, que tendrá dos premiados.

El Nobel de Literatura ha sufrido algunos “vacíos” a lo largo de su Historia. Algunos de ellos fueron motivados por la I y II Guerra Mundial, mientras que, en los años 1915, 1919, 1925, 1926, 1927, 1936 y 1949 no se otorgó en el momento a falta de candidato oportuno, cosa que en la mayoría de las veces sucedió al año siguiente.

Fuente: es.aleteia.org

Artículos relacionados:

email