Comunicado: Médicos de Venezuela reaccionaron ante propuestas del “Plan del Sistema Salud”

 

Los abajo firmantes, Academia Nacional de Medicina, Universidad Central de Venezuela, Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas y Federación Médica Venezolana, ante las confusas, prolijas y enrevesadas declaraciones oficiales sobre el nuevo ¨Plan del Sistema de Salud¨, presentadas el 24 de agosto pasado, en cadena nacional de radio y televisión, con motivo de la clausura del Primer Congreso Revolucionario de la Salud, celebrado en Caracas, con el objetivo estratégico de impulsar la transformación e integración del Sistema Público Único Nacional de Salud bajo el enfoque de Barrio Adentro, cuyas conclusiones elaboradas por los participantes a dicho evento fueron superficial y públicamente mencionadas y aún sin disponer del documento final aprobado y por ser la materia tratada un asunto de interés público de gran importancia para la Nación, como es el ejercicio pleno del derecho a la salud y los medios mediante los cuales se garantizan, organizan y dispensan los servicios y recursos para que este se haga efectivo, como está consagrado en los artículos 83, 84 y 85 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, haciendo uso del derecho de manifestar nuestra opinión y de participación ciudadana y como legítimos actores del sector salud, expresamos lo siguiente sobre algunos de los anuncios realizados:

1) Durante el acto transmitido en Cadena Nacional de Radio y Televisión, quien ejerce la más alta Magistratura del Estado, hizo inaceptables comparaciones que descalifican públicamente a los profesionales de la salud, formados en las universidades autónomas.

2) Entre las propuestas aprobadas está la de eliminar los requisitos académicos básicos, exigidos para que los MIC puedan optar a cursos de especialización y postgrado. Lo que supone la ruptura y violación de criterios mínimos de selección vigentes, entre ellos el cumplimiento del artículo 8 de la Ley del Ejercicio de la Medicina y de los requisitos académicos para optar al sistema de educación superior en salud, lo que constituye un fraude académico.

3) Resulta un fraude a la Nación y a los propios MIC, desplazarlos de las tareas de salud comunitaria para los que fueron entrenados, a cumplir y desarrollar actividades clínicas asistenciales, sin haber recibido la formación básica requerida ni adquirido las competencias diagnósticas y terapéuticas necesarias, para el ejercicio profesional, con el falso argumento de solucionar el grave déficit de profesionales, altamente calificados para la atención especializada de problemas complejos de salud, situación que ha ocurrido en los últimos años, como consecuencia de la migración masiva de profesionales de la salud.

4) Pretende el máximo responsable del Gobierno, ubicar las causas de la migración profesional de salud como resultado de las apetencias de los países desarrollados, por captar a nuestros profesionales, formados con altos estándares profesionales, universalmente aceptados y no en la continua y desacertada política oficial de exclusión, descalificación pública, desconocimiento, irrespeto, y a las condiciones inseguras e indignas de trabajo a las que son sometidos.

5) Deploramos que la propuesta presente un modelo de práctica, nomenclatura, funcionamiento y estructura, cuyos rasgos, deliberadamente son militarizados, cuando el propósito es desarrollar un sistema de salud destinado a la atención de salud de la sociedad civil.

6) El discurso oficial excluyente y discriminador, empleado para hacer los apresurados anuncios y propuestas sobre este asunto trascendental, carece de la consistencia, la factibilidad material, la credibilidad, la voluntad política, de la aceptación y legitimación social, necesarias, para construir las condiciones elementales de un “Contrato Social” de la salud, que permita entre todos, atender con justicia y efectividad las múltiples demandas insatisfechas de la salud de la población, producto de causas estructurales y coyunturales, y de la compleja emergencia que padece la Nación, derivada de los errores y desaciertos del modelo político que se ha aplicado en los últimos 20 años y de la visión marxista, maquillada de “socialista” que se pretende imponer desde el Gobierno a la sociedad.

Insistir en este modelo fracasado, sólo logrará empeorar los sufrimientos de las personas que vivimos en Venezuela, al promover mayores barreras y condiciones, al acceso de los servicios y mayores restricciones a los derechos fundamentales a la salud y a la vida, violando los principios fundamentales de la Constitución, de la democracia y de la libertadas ciudadanas, de las personas que vivimos en Venezuela.

Dado en Caracas a los veintisiete días del mes de agosto de 2018.

Academia Nacional de Medicina

Universidad Central de Venezuela

Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas

Federación Médica Venezolana

Artículos relacionados:

email