Ramón Piñango designado Profesor Emeritus del IESA

“…cuando el programa económico avanzaba indetenible y convertía a Venezuela en el país de más alto crecimiento en el planeta, surgió al amparo de la noche más oscura, el zarpazo y la conspiración que destruyeron el futuro promisorio de Venezuela”

Miguel Rodríguez*

 “Llegue al IESA a inicios de 1984 a los pocos días de haber entregado mi tesis doctoral en Yale, contratado como profesor de planta del instituto. La invitación me la hizo el extraordinario Decano de 1983, Edgar Elías Osuna, y la concretaron el brillantísimo Decano de aquel entonces, Moisés Naím y el Director de Investigaciones del Instituto, Ramón Piñango. ¡El verdaderamente inteligente de los tres!

Llegué a un sitio especial, a compartir el tercer piso con un equipo de leyenda George Kastner, Asdrúbal, Edgar Elías, nuestra recordada Janet, Julián, Pedro Palma, Moisés y pare de contar.

Allí transcurrieron los próximos cinco años, que fueron de los mejores de mi vida, e investigué y escribí lo poco que he podido, bajo la conducción de Ramón e inspirado en las discusiones con ese grupo especial.

A fines de 1988, las cosas cambiaron. El presidente electo de Venezuela, se llevó a medio tercer piso del IESA a formar parte de su gobierno, para resolver la peor crisis de balanza de pagos de la historia del país, y darle un gran viraje a la política económica, que permitiera explotar nuestras inmensas posibilidades de crecimiento y desarrollo. Transcurrieron tres años fundamentales de la historia contemporánea de Venezuela: la gran reforma económica y política que requería nuestro país. Carlos Andrés Pérez convocó a los IESA boys a dirigir ese proceso, convencido de la capacidad de ese grupo de profesionales y académicos. La historia es conocida. Cuando ya elegíamos directamente a los gobernadores, y más de la mitad de ellos eran de la oposición, y se estaban realizando las reformas políticas fundamentales que requería nuestra sociedad; cuando el programa económico avanzaba indetenible y convertía a Venezuela en el país de más alto crecimiento en el planeta, surgió al amparo de la noche más oscura, el zarpazo y la conspiración que destruyeron el futuro promisorio de Venezuela.

En esos cuatro años, de 1989 a 1992 y los siguientes, tremendos para la historia del IESA, es que destaca a plenitud la figura de Ramón Piñango. Primero como Decano y luego como su Presidente, Ramón conduce con mano firme y mantiene al Instituto como la referencia académica de Venezuela. No era fácil sustituir a Moisés, Ricardo, Julián, Ana Julia, George. Pero, Ramón, con su inmensa inteligencia, solvencia académica, mano “izquierda”, y excepcional calidad humana, condujo y salvó al Instituto sometido al vendaval de esos años. Cuando muchos de nosotros estábamos en otros temas, Ramón estaba en el más importante: el IESA, su supervivencia, mantenimiento, y su superación.

¡De todos sus incontables años al servicio del IESA hasta hoy, esos fueron los años donde surgió la figura gigante de Ramón Piñango!

Los quiero destacar en este mensaje porque fueron su momento estelar. Luego de la tempestad y de llevar al Instituto a lugar seguro, ha seguido con su vida dedicada al IESA, a la formación de generaciones de profesionales venezolanos y extranjeros al más alto nivel, y ahora a recibir un merecido homenaje.

Pero lo de Emeritus es por otra cosa. No solo por su momento estelar, sino casi la vida entera dedicada al IESA.

¡Como yo lo conozco y lo quiero, me permito afirmar ante todos Uds., que hoy día y en cualquier época, y en cualquier lugar, es difícil encontrar una persona de la talla moral, intelectual, académica y, sobre todo, humana de Ramón Piñango!

Merecidísimo homenaje de una de las poquísimas instituciones que sobreviven en nuestro maltratado país.

Ramón, que Dios te guarde y te bendiga en unión de toda tu familia, que incluye a Norma, tus hijos, y la gran familia del IESA,

Gran abrazo desde el exilio”.

*Miguel Rodríguez dirigió el programa de recuperación económica durante el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez. Rodríguez tiene un PHD de la Universidad de Yale y allí fue asistente de James Tobin, premio Nobel de Economía. Fue Ministro de Estado Jefe de Cordiplan, Presidente del Banco Central de Venezuela y candidato presidencial. Rodríguez se desempeñó como profesor del IESA una vez que concluye sus estudios en el exterior. En la actualidad forma parte de las Juntas Directivas de varias empresas internacionales y es asesor financiero de algunas instituciones bancarias europeas.

Fuente:

http://impactocna.com/felicitacion-de-miguel-rodriguez-a-ramon-pinango-designado-profesor-emeritus-del-iesa/

 

 

 

Artículos relacionados:

email