Esta guerra sí que está rara

Por: Sergio Aranbicia 

La verdad verdadera es que la guerra económica que supuestamente Estados Unidos le ha declarado a Venezuela es bastante rara. Por lo menos en el plano comercial – que se supone es uno de los campos de batalla fundamentales de dicha guerra – las bajas por lado y lado no han sido muy grandes. Veamos algunas cifras al respecto.

En el primer trimestre de este año Estados Unidos exportó hacia Venezuela mercancías por un valor de 1.421 millones de dólares. En el mismo período del año anterior le había vendido a su enemigo bienes por un valor de 1.077 millones de dólares. Es decir, curiosamente, con guerra económica de por medio, Estados Unidos le vende más que sin guerra a su enemigo venezolano. Si así llueve, que no escampe.

En el segundo trimestre del año las cosas son más o menos similares. Estados Unidos le vendió a Venezuela bienes por 1.321 millones de dólares, lo cual implica también un incremento de las ventas con relación a lo que nos vendió en el segundo trimestre del 2017, que fue de 1.147 millones de dólares.

De esas cantidades, las ventas de productos incluidos en el capítulo 27 del arancel – combustibles minerales, aceites minerales y productos de su destilación – ascendieron en el primer trimestre del 2018 a la cantidad de 953 miles de dólares y en el segundo trimestre a la suma de 835 millones de dólares. Se deduce de ello, por lo tanto, que el principal producto de exportación de Estados Unidos hacia Venezuela es petróleo y sus derivados. Más aun, esas ventas de petróleo aumentaron durante el año 2018 – con relación a las ventas en los mismos períodos del año anterior – en que nos vendieron 465 millones de dólares en el primer trimestre y 550 millones de dólares en el segundo. Es decir, Estados Unidos contribuye en forma relevante a las actividades comerciales de la principal empresa de su contrincante en esta guerra económica.

Venezuela, a su vez, ha respondido a estos deleznables ataques imperialistas vendiéndole en el primer trimestre de este año mercancías por un valor de 3.761 millones de dólares, y 3.363 millones de dólares en el segundo trimestre, cantidades de las cuales 2.676 millones de dólares y 3.337 millones de dólares, respectivamente, están constituidas por petróleo.

Todas estas cifras provienen del Trade Map, publicación conjunta de Naciones Unidas y de la Organización Mundial de Comercio, OMC, con datos de comercio internacional de prácticamente todos los países del mundo.

Afortunadamente, por lo tanto, más allá de las declaraciones poco amistosas de lado y lado, el comercio bilateral sigue sus cauces naturales en beneficio de ambos países.

Fuente: noticierodigital.com

 

Artículos relacionados:

email