Es hambre

                                                                                   Saúl Jiménez

Hace pocos días me fui a visitar a mi viejo amigo Pedro Pablo a quien nos une una amistad de más de 28 años y desde esa época conversamos mucho sobre la vida, el futuro, el desarrollo social y la infinidad de temas que pueden tratar personas que tengan un mínimo de sensibilidad social y que en cierta forma toca la política, en aquella época soñábamos con una sociedad más justa y equitativa donde prevaleciera los intereses de los más débiles y que siempre eran abandonados, una sociedad donde funcionaran las escuelas, liceos, universidades y que los empleos fueran bien remunerados que alcanzaran para tener una vida tranquila y próspera, hospitales funcionando y con buena atención, es decir la sociedad ideal.

Con el devenir de los años y en la medida que fueron surgiendo diferentes situaciones en el país Pedro Pablo fue asumiendo una actitud política más activa con la izquierda en un grupo que se fueron organizando para participar en diferentes frentes, luego  surgió el caracazo con sus secuelas y después la conspiración de Chavez y allí estaba Pedro Pablo activo en función de tumbar al gobierno por la vía violenta, en febrero del 92 los dejaron embarcados y luego en noviembre tuvieron más actividad, de allí en adelante hubo para Pedro Pablo un compromiso mayor, en lo político, con los ideales de Chávez lo cual lo llevó a dejar todo a un lado para avanzar en ese proyecto, abandonó su trabajo y se dedicó a la política y su mujer producía para la manutención del hogar con su sueldo como profesional de la salud y si bien no vivían en la holgura si tenían todas sus necesidades básicas como alimentación, medicinas, transporte, servicios públicos, intercable y demás necesidades cubiertas y hasta le alcanzaba para que Pedro Pablo se tomara unas cervecitas en su casa con algunos amigos los sábados, celebrar los cumpleaños de ellos y los muchachos con sus tortas y bebidas, en fin, Pedro Pablo estaba tranquilo.

En el 98 ganó Chávez la presidencia y se suponía que Pedro Pablo con todo lo que había aportado y abandonado para acompañarlos sería llamado a trabajar en el gobierno, sin embargo no fue así, siguió desempleado pero no le preocupaba por que su mujer estaba a cargo de la economía de la casa, así transcurrieron varios años sin lograr un empleo estable hasta que un buen día hace 5 años la mujer le llamó la atención porque los muchachos están más grande ya en secundaria con gastos mayores y se le estaba haciendo dificultoso cubrirle los mismos, es así como Pedro Pablo se mueve para conseguir trabajo logrando un cargo que si bien no era de alto nivel si le ofrecieron un sueldo mucho mayor que el de la mujer y por lo tanto empezó a aportar para todos los gastos de la casa y volvieron a su ritmo de vida que venían perdiendo, sin embargo desde hace 3 años para acá Pedro Pablo viene diciendo que los sueldos no les alcanzan para cubrir los gastos de la casa y que estaba haciendo de “tripas corazón” porque aunque recibía en el trabajo la bolsa de comida mensual cada mes que pasaba era menor cantidad.

En esa época compró materia prima para que Juana elaborara tortas para venderlas en su guardia en el hospital y por esa vía lograr una nueva entrada para ir paleando la situación siempre señalando que la situación que estábamos viviendo es producto del cerco económico del Imperialismo Yanqui y para Ud. de contar todos esos cuentos sobre la oposición apátrida sin ningún discurso y siempre conspirando.

En esta nueva visita Pedro Pablo me confesó que están aguantando hambre, ya no están recibiendo las bolsas en la empresa, tienen más de 3 meses que no llegan, que ya no están elaborando las tortas porque la materia prima no se consigue y cuando la consigue es a precio especulativo lo cual conlleva a vender las tortas mucho más caras, los muchachos tienen más exigencias en sus liceos, gastan más en pasajes y no hay para las meriendas.

En diciembre recibió un bono especial de 15 millones de bolívares y no les alcanzó ni para comprarles un pantalón a los muchachos y ahora les volvieron a aumentar el sueldo pero sacando cuenta no les alcanza, ya Pedro Pablo está arrecho con la incapacidad del gobierno y que en mala hora Chávez murió porque él no habría dejado que las cosas llegaran a este extremo, que la oposición sigue sin decir nada coherente y que todos nosotros estamos pasando hambre por culpa del gobierno de Maduro, del Imperialismo y de la oposición, aun así Pedro Pablo sigue fiel a sus “principios” políticos y al ideal de su líder, cree que este rumbo se puede enderezar y retomar los planteamientos iniciales.

Es importante revisar donde está el nudo para que tantos Pedro Pablos sigan pensando igual y no reflexionen en la necesidad de conseguirnos, dentro de la diversidad, en función de buscar entre todos una salida democrática, no  violenta, participativa e integral a la crisis de sostenibilidad económica, social, inseguridad, alimenticia, de servicios que sólo demuestra incapacidad para gobernar y conducir al país a un espacio de bienestar para todos y no en lo que estamos viviendo en un estado de hambre e incertidumbre hacia el futuro, la decisión es hoy, no se puede seguir perdiendo tiempo.  

Artículos relacionados:

email