Entre esperanza, luchas y malas noticias

Radio Fe y Alegría Noticias

El Congreso de Fe y Alegría 2018 culminó el pasado domingo en Madrid con buenas sensaciones. Arturo Sosa S.J., Padre General de la Compañía de Jesús, emitió un emotivo discurso en el que afirmó que esta organización “nace de una fina sensibilidad por las necesidades de los niños y jóvenes sin acceso a la educación” y que con los años ha logrado crear “una fuerte identidad” con “una misión clara” con la que busca “atender las exigencias de su propuesta educativo y social”.

Mientras tanto, Carlos, Card. Osoro Sierra, publicó una carta al respecto del encuentro, en la que se puede leer: “¡Qué alegría para mí, como pastor de la Iglesia, ver cómo dan la vida hombres y mujeres por ofertar una visión integral del ser humano! Y no de forma teórica, sino desde una entrega total de sus vidas. Además, haciendo partícipes de esa visión a todos los que educan, tocando su corazón, accediendo a su vida entera con palabras y obras. Y así, llevarlos a una visión de la vida y de acceder a la realidad desde el humanismo verdad que tan claramente nos deja Cristo”.

Las luchas en contra de las tablas salariales impuestos por el gobierno nacional se intensificaron esta semana, con una importante participación de las universidades: La Universidad Central de Venezuela se declaró en emergencia humanitaria por el “colapso institucional, académico y operativo”; el miércoles hubo una reunión en La Universidad del Zulia, con profesores, alumnos y otras organizaciones, en busca de encontrar una “solución” al gran caos que vive la nación. Un estudiante aseguró que el gobierno nacional busca “controlar políticamente” a la institución; por su parte, autoridades académicas y alumnos de la Universidad de Carabobo entregaron a la gobernación un documento en el cual se rechaza la escala de sueldo plana. El vicerrector, Ulises Rojas, informó que la casa de estudios se quedó sin presupuesto.

Estos gremios universitarios se unieron a una gran protesta este viernes en donde, según Servando Carbone, Coordinador Nacional de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Público, participaron más de 3 millones de trabajadores.

El Tukuko, comunidad indígena del municipio Machiques del Zulia, cumplió 73 años el pasado martes y lo hizo anhelando atención alimentaria y de salud: los niños comen mayormente carbohidratos cultivados por sus parientes como la auyama, yuca, plátano, malanga, ñame, ocumo y topochos, por lo que el índice de desnutrición gana terreno en las montañas de la Sierra; mientras que el paludismo los sigue azotando: según fray Nelson Sandoval, se reportan 80 nuevos casos a la semana.

Esta semana nuestro compañero Eudo Torres publicó un trabajo especial sobre la migración de venezolanos, especialmente provenientes de Delta Amacuro, hacia la isla de Trinidad. En él se relatan los sufrimientos que han pasado algunos de ellos: desde no conseguir trabajo, pasando por sufrir xenofobia, hasta ser encarcelados.

Y hablando de xenofobia, diversos expertos han coincidido que los discursos de las autoridades del estado Zulia han estado plagados de discriminación hacia los comerciantes extranjeros de Las Pulgas. Tanto el gobernador Omar Prieto, como el alcalde Willy Casanova, se han referido a ellos afirmando que los deportaran de encontrarlos indocumentados. “Vamos a confirmar la identidad de cada una de las personas que dicen ser dueñas de algún espacio en el casco central y sus alrededores. Si encontramos algún indocumentado, va para la frontera; si es de otra nacionalidad va para la embajada correspondiente, para que sean repatriados a su territorio de origen”, expresó Casanova el jueves.

En otras noticias de interés, el Observatorio Venezolano de la Violencia reveló abuso policial por parte de las autoridades contra menores de edad durante 2017, y el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, aseguró que los problemas eléctricos de la Guajira venezolana deben resolverlo la alcaldía ya que, según él, ocurren por culpa de transformadores.

En nuestra columna de opinión Antonio Pérez Esclarín publicó un artículo respecto a la breve detención que sufrió el diputado Juan Pablo Guanipa el pasado sábado, opinando que: “La violencia es la más triste e inhumana ausencia de pensamiento. Valiente no es el que amenaza, agrede o golpea, sino el que es capaz de dominar sus propias tendencias agresivas y las convierte en canal de encuentro y construcción de vida. Sustituir amenazas por argumentos es hacer que triunfe la sinrazón y la barbarie”. Y Jesús Castillo Molleda escribió sobre un tema que se está comentando mucho por estos días: una posible intervención militar para Venezuela. A su juicio, “la soñada intervención extranjera pareciera que es la única agenda que tienen los voceros de la oposición política venezolana, la piden a gritos, mientras afirman que vienen por el Presidente, que será una intervención rápida, que el gobierno quedará paralizado, que las Fuerzas Armadas Nacionales, los colectivos, la milicia, no harán nada ante una fuerza extranjera, que será muy fácil para los intervencionistas lograr tomar el país desde Nueva Esparta hasta la Guajira Venezolana, que con la intervención  todo se resolverá y la coalición interventora le entregará el poder al líder más notable de la oposición, todo argumentado como en cuento de hadas”.

En informaciones de mundo, al ex dictador Alberto Fujimori se le anuló su medida humanitaria por lo que tendrá que volver a prisión; tras enterarse fue hospitalizado por sufrir una descomposición. Y Chile cumplió 30 años del fin de la dictadura de Pinochet; un gran momento para decir: ¡prohibido olvidar y nunca más!

Fuente: http://www.radiofeyalegrianoticias.net/sitio/2018/10/entre-esperanza-luchas-y-malas-noticias/

Artículos relacionados:

email