Emiten Medida Cautelar al gobierno venezolano para que garantice la vida de niñas y niños pacientes de Nefrología

La crisis actual en Venezuela generó la ausencia de atención en los servicios de salud, además de la escasez de medicamentos en varios nosocomios. Desde marzo de 2017, hasta la fecha, fallecieron al menos 10 niños en el Hospital J.M. de los Ríos, ubicado en el Centro de Caracas a causa de un brote infeccioso en la unidad de nefrología por falta de antibióticos.

Los niños y adolescentes que fallecieron en el último año fueron Raziel (11), Samuel (11), Dilfred (16), Daniel (2), Brian (16), Deivis (14), Rafael (7), Cristhian (10), Ángel (3) y Ronaiker (14), todos ellos estuvieron contaminados con las tres bacterias intra-hospitalarias (klebsiella, pseudomona y estafilococos) y recibieron un suministro irregular de antibióticos.

El Hospital, un centro de referencia nacional que realiza cerca de 8.500 consultas por año, es el único lugar que cuenta con una unidad de hemodiálisis para niñas y niños con deficiencia renal. Pese a ello, desde junio de 2017, se suspendieron los trasplantes y la dotación de medicamentos a pacientes trasplantados, creando indignación, angustia y molestia en la población, en particular en las madres y los padres de pacientes.

Ante esta la situación, CECODAP y Prepara Familia organizaciones de la Red por los Derechos Humanos de los Niños, Niñas y Adolescentes de Venezuela (REDHNNA, integrante de REDLAMYC) solicitaron medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)[1], con el objetivo de resguardar la salud, integridad y la vida de niñas y niños atendidos en el Hospital.

Ante la petición, la CIDH emitió una resolución, el 21 de febrero del presente año, que compromete al Estado venezolano a garantizar la dotación de medicamentos a los pacientes de la unidad de nefrología del Hospital J.M. de los Ríos.

“Para nosotros es una medida histórica, reivindica aquello que hemos estado denunciando, la muerte de niños por falta de atención y antibióticos; esta medida es un referente porque es para todos los niños. Nosotros esperamos que el Estado cumpla y garantice que los niños de nefrología tengan todo lo necesario y adicionalmente se reactiven los transplantes”, expresó, Katherine Martínez, Directora de la organización Prepara Familia. Sin embargo, a un mes de la resolución emitida por la CIDH, el hospital J.M. de los Ríos aún presenta deficiencias, con relación a la dotación de medicamentos para los niños y niñas pacientes.

En la Medida Cautelar[2] la Comisión solicitó a Venezuela que:

“a) adopte las medidas necesarias para garantizar la vida, integridad personal y salud de las niñas y los niños pacientes del área de Nefrología del Hospital José Manuel de los Ríos en Caracas. En particular, la Comisión considera que las autoridades deben proporcionar un tratamiento médico que tome en cuenta, entre otros aspectos, el acceso a los medicamentos y procedimientos requeridos, conforme a las recomendaciones de los expertos correspondientes, así como la satisfacción de sus necesidades nutricionales y otras medidas complementarias, a la luz de su interés superior;

b) adopte las medidas necesarias a fin de asegurar que las condiciones de salubridad y seguridad del área de Nefrología en donde se encuentran las niñas y los niños sean las adecuadas, conforme a los estándares internacionales aplicables;

c) concierte las medidas a implementarse con los beneficiarios y sus representantes;

d) informe sobre las acciones adelantadas tendientes a investigar los hechos que dieron lugar a la adopción de la presente resolución y así evitar su repetición.”

De acuerdo con Martínez, se conformó un comité técnico que garantizará el cumplimiento de las medidas establecidas por la CIDH, el mismo que está integrado por Cecodap y Prepara Familia, médicos, madres y padres de familia. Entre las acciones previstas está el solicitar la ampliación de esas medidas a los otros servicios de salud.

@REDLAMYC, Red Latinoamericana y caribeña por la defensa de los derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes reconoció el trabajo de las organizaciones y de REDHNNA, una de las coaliciones que la integran; al lograr esta Medida Cautelar que sienta un precedente regional para avanzar en la garantía de los derechos de la infancia y la adolescencia y en la exigencia de justicia social.

[1] Con base en el Artículo 25 del Reglamento de la CIDH “En situaciones de gravedad y urgencia la Comisión podrá, a iniciativa propia o a solicitud de parte, requerir que un Estado adopte medidas cautelares para prevenir daños irreparables a las personas.”

[2] Medida cautelar No. 1039-17 Niños y niñas pacientes del área de Nefrología del Hospital José Manuel de los Ríos respecto de Venezuela. Disponible en: https://goo.gl/mVRveu

Fuente: http://redlamyc.org

Artículos relacionados:

email