El perro peregrino

‘Neo’, el primer perro acreditado como peregrino, será recibido por el papa Francisco. Viajará a Roma el 19 de septiembre con su dueña Mari Carmen Astigarraga

Anabel Domínguez

Neo, un border collie de casi seis años, ha escrito una historia que ha abierto puertas. Una historia con mayúsculas. Este espléndido animal, con instinto de buen pastor, es el primero que obtiene la PeRregrina, el título canino que acredita haber completado una ruta jacobea y que expide, sin la bendición eclesial, Apaca, la asociación Protectora Animáis do Camiño. Pero la cosa no queda ahí. Neo es, además, el primer can invitado por el papa al Vaticano (antes de él ha habido otras especies de animales). Su dueña, la aretxabaletarra Mari Carmen Astigarraga, aprovechará el encuentro de septiembre para reivindicar ante el jefe del catolicismo el reconocimiento oficial de la Iglesia a estos compañeros de viaje.

¿Cómo se gestó esta aventura?

–Estaba en contacto con Apaca a raíz de impartir un curso en Galicia –Astigarra dirige el centro Bizitza de psicología y terapia de animales –, y les trasladé mi intención de hacer el Camino de Santiago con Neo. Pasados unos meses me comentaron cómo habían expedido la credencial canina, equivalente a la que portamos los humanos y que se va sellando en las diferentes etapas. Me propusieron que fuera Neo el primer perro acreditado con la PeRregrina y así empezó todo. El pasado marzo completamos los últimos 120 kilómetros entre Sarria (Lugo) y Santiago de Compostela.

La iniciativa tomó un cariz reivindicativo y ha servido para incidir en las dificultades a las que hay que hacer frente a la hora de realizar el Camino con un ‘amigo peludo’.

–Así es. Por un lado, está el tema de los albergues públicos que no admiten animales y esto penaliza económicamente al que decide peregrinar con su animal de compañía. Aunque en los privados la situación no es mucho mejor. A la hora de entrar a algún bar también resulta complicado; a Neo no le permitieron el acceso.

En Santiago se dificulta aún más…

–Durante el Camino, en las iglesias de los pueblos pequeños nos dejaron entrar en todas, nos pusieron el sello e incluso rociaron a Neo con agua bendita. Una vez en la plaza del Obradoiro entramos en la catedral y los agentes de seguridad me mandaron salir. Pero no quedó ahí. Al ir a la Oficina del Peregrino para que nos concedieran la Compostela, el documento que expide la Iglesia y que certifica oficialmente que se ha hecho un peregrinaje hasta Santiago, nos pusieron una serie de excusas: que no había precedentes, que un perro no decide por sí mismo echarse al Camino…

Ni corta ni perezosa envió una carta al papa pidiéndole una audiencia, que aceptó. ¿Qué supone que el máximo mandatario de la Iglesia Católica les vaya a recibir en la plaza de San Pedro?

–Que nuestra historia pueda llegar a todos los lugares del mundo. Tendremos la opción de ser escuchados por el único Pontífice que ha elegido el nombre de Francisco (de Asís;patrono de los animales), y es representante clave para dar un impulso a cualquier cambio. Si logramos que el papa dé su mano a Neo, esa imagen simbolizará que lo trata de igual a igual. Así que este viaje al Vaticano va a suponer un paso importante en la normalización del peregrinaje con animales al Camino de Santiago, que va más allá de creencias, religiones e ideas.

¿Por qué es tan importante este reconocimiento?

–En la construcción de la ruta del Camino los animales han sido fundamentales, y nunca en su historia, no hay que olvidar su origen cristiano, se ha reconocido a ningún animal.

Le hará entrega al Pontífice de una serie de presentes.

–Hemos diseñado un cordel de ciego, a imagen de los pliegos impresos con los que acompañaban sus coplas desde el Siglo de Oro los músicos callejeros. Las ilustraciones, obra de María Lasa de Raijin Tattoo y Xabier Elgezabal de Rhino Tattoo, cuentan las peripecias de Neo en el Camino y la lucha de Apaca. Incluye también unos versos escritos por mí, con su traducción al euskera por Mirari Korta. Le entregaremos, a su vez, una foto de Neo con la concha, una carta pidiéndole una declaración en favor de los derechos de los animales, que permita que entren en los templos del Camino de Santiago y que solicite que le den la Compostela a Neo, además de la PeRregrina número 2 que va a su nombre. Viajaremos a Roma en furgoneta y para hacer frente a los gastos hemos puesto a la venta camisetas y una campaña de crowdfunding.

Tras el ‘peRregrino Neo’, ¿cuántas mascotas han logrado la distinción?

–Unos 250 perros de todo el mundo, de Francia, Canarias, Brasil…

¿Tiene pensado regresar al Camino de Santiago con ‘Neo’?

–El próximo año quiero hacer el Camino del Norte, por la costa, con la misma intención reivindicativa de visibilizar la situación de los animales (Astigarraga ha recorrido el Camino siete veces con la familia y amigos; la octava lo hizo con Neo, una experiencia que reforzó aún más el vínculo que le une a su compañero de viaje).

Fuente: https://www.noticiasdegipuzkoa.eus/2018/07/24/vecinos/debagoiena/rconseguir-la-imagen-de-rneor-con-el-papa-va-a-suponer-un-paso-importante-en-el-reconocimiento-de-los-perros-como-peregrinosr

 

Artículos relacionados:

email