Del bonapartismo al bonopartismo

Jesús María Aguirre

Para el internacionalista Demetrio Boersner -ya fallecido-, el régimen Chavista no era sino un Bonapartismo criollo y alertarba a los incautos: “La actitud cómplice de estos sectores de la izquierda democrática internacional con un bonapartismo corrupto viola los más arraigados principios del socialismo clásico”. 

http://runrun.es/internacional/diploos/101603/la-primacia-de-la-libertad-por-demetrio-boersner.html

Como se sabe, este término del vocabulario político se aplica a cualquier situación y es utilizado preferentemente de forma peyorativa, implicando la acusación de autoritarismo y populismo; por ejemplo, en la práctica de resolver cuestiones políticas recurriendo al referéndum en circunstancias en que el gobernante impone su capacidad para manipular la opinión pública a su favor (en nuestro caso los precios altos del petróleo, la hegemonía mediática y retórica ilusionista).

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-247709

Hoy, sin embargo, con Maduro, el régimen ha evolucionado del Bonapartismo al Bonopartismo, de modo que la participación protagónica consiste en la rebatiña de bonos intermitentes a pensionistas, chamos, adolescentes embarazadas, y cuanto ciudadano famélico deambula por el territorio nacional con cédula ratificada con carnet de la patria.

De ahí, pues, que sea más preciso hablar de Régimen Bonopartista. Y ¿quién sabe si los descendientes no se van a llamar Petro I y Petro II?

 

Artículos relacionados:

email