Voces que se solidarizan con EL IMPULSO

marcelino-bisbalLorena Quintanilla Muñoz

Representantes de diferentes sectores de la sociedad civil lamentan la inevitable salida de circulación del diario EL IMPULSO, impuesta desde el Ejecutivo nacional a través de la Corporación Maneiro, que no despachó más papel al periódico ni hace llegar las cotizaciones pendientes. El 31 de diciembre de 2016 se imprimieron los últimos ejemplares, a la fecha, el silencio oficial marca la pauta.

Ante esta realidad, el profesor Marcelino Bisbal, periodista y profesor titular de la Universidad Central de Venezuela (UCV), expresa que “la sorpresa para mí es que un periódico de tanta tradición y tan importante en esa zona del país haya logrado resistir hasta donde resistió”.

Agregó que todo tiene un final, sobre todo cuando se le niega el papel a aquellos medios impresos que son realmente plurales y críticos frente a la gestión gubernamental y frente al proceso político.

“Lo que llama la atención es que esto no es ninguna novedad, mientras que los periódico progobierno y oficialistas como El Correo del Orinoco, Ciudad Caracas y todas sus versiones regionales, Últimas Noticias y El Universal, tienen todo el papel para sus ediciones”.

Bisbal asegura que la estrategia es evidente, sin duda alguna, de carácter político, ir cercenando a los medios impresos y radioeléctricos que le son críticos al proceso político, que lo ponen al descubierto día y día y desnudan hacia donde nos quieren llevar.

En la medida en que los medios van dejando de existir por presiones gubernamentales la sociedad no tiene flujo de información variada, en el que pueda determinar lo que es cierto y lo que es falso.

“El país y la sociedad venezolana se conducen hacia un modelo que ofrece una sola versión de los hechos, la sociedad es la que pierde en definitiva, no tiene canales de información plurales, al final, si no salimos de esta pesadilla, tendremos un solo medio de comunicación tanto impreso como televisivo”. Y agregó: “vamos hacia una sociedad totalmente desinformada y la gente no ha tomado conciencia de ello”.

Testimonios

Otto Acosta, columnista: Hace falta

Para los larenses EL IMPULSO es tan especial, sobre todo para quienes hacemos cultura, para los trabajadores de la cultura, los escritores, cronistas, poetas y en fin, todos los artistas. Me he dedicado a la crónica, a contar los hechos de Barquisimeto y EL IMPULSO ha sido el factor principal para lograr ese cometido a través del Centro Interno de Documentación, donde reposan documentos valiosísimos para todos los investigadores.

Estoy seguro que el sentimiento es de dolor para todos los larenses que hoy no pueden encontrar al periódico en el quiosco. EL IMPULSO nos hace falta.

Desde 1952 he leído EL IMPULSO, incluso, trabajé como pregonero y repartidor del Decano de la Prensa Nacional. EL IMPULSO con su trayectoria de 113 años es un hecho cultural del estado Lara y Venezuela. Estoy seguro que pronto reaparecerá en la calle.

Sabemos que periódico y toda su gente está haciendo todos los esfuerzos para volver a la calle y a la casa de todos los lectores que se han formado con EL IMPULSO.

Armando Prado, de la MUD-Lara: Movilizarse

Para los lectores la libertad de expresión y de información es de suma importancia. La salida obligada del diario EL IMPULSO por falta de papel atenta contra esos principios establecidos en la Carta Magna. El Gobierno buscó la manera más sutil para sacar al periódico del camino, por el simple hecho de resultarle incómodo. Les niegan el papel por reflejar la opinión de los empresarios, los especialistas, los gremios, los sindicatos, los trabajadores y las comunidades. Al Gobierno le estorbó RCTV y lo sacó del camino ahora pasa lo mismo con EL IMPULSO. La gente se tiene que movilizar para que el periódico en su 113 aniversario vuelva a la calle.

Todos las voces disidentes han encontrado un espacio en las páginas de EL IMPULSO, ante cualquier situación, todos corremos al diario, o llamamos a los periodistas y nos atienden. Hoy es el periódico el que necesita de nosotros, de nuestra lucha y de nuestras voces. Todos los líderes deben pronunciarse y encabezar las iniciativas que procura la sociedad civil en respaldo al Decano.

Frank Andrade, Educadores con su gente: Irreductible

En nombre del equipo Educadores con su Gente nos solidarizamos con todos los trabajadores de EL IMPULSO, con la familia Carmona y todo el personal directo e indirecto. El diario ha sido a lo largo de sus 113 años sinónimo de libertad. Uno de los pocos medios que ha sabido divulgar las noticias que padece la población larense. Sus periodistas van más allá de la noticia, plasman trabajos de investigación completos y extraordinarios de manera permanente. En las páginas del periódico han quedado registrados los clamores de la gente, de Lara y Venezuela. EL IMPULSO ha divulgado todos los problemas del magisterio venezolano, pisoteado también por este régimen que hoy desgobierna en Venezuela. Todos los atropellos que sufre la educación, que padece la docencia, un oficio marginado por este Gobierno, han sido reflejados en el centenario. Muchas noticias se conocen a través de EL IMPULSO porque ha sido irreductible, pese al chantaje, la presión y la persecución. Toda la población larense tiene que solidarizarse, salir a la calle y a viva voz reclamar la circulación.

Elías Mubayed, Pdte. Colegio de Médicos: Gobierno debe reflexionar

Es lastimoso lo que está ocurriendo con EL IMPULSO, se trata de una nueva agresión contra la libertad de expresión. El Gobierno no entiende que el pueblo necesita estar informado de manera constante y veraz, tener las diferentes miradas de la noticia. EL IMPULSO forma parte de nuestra vida y que salga de circulación se traduce en dejar desinformado al centroccidente del país. Esperamos que el Gobierno reflexione, que la Corporación Maneiro reflexione, para que nuevamente tengamos en la calle a nuestro diario más querido, el Decano de la Prensa Nacional.

EL IMPULSO ha estado presente en todas las causas sociales que tienen por premisa la salud, derecho fundamental de todos los venezolanos y establecido en la Constitución de la República de Venezuela. Todos sabemos como se encuentra el sector salud en estos momentos y el diario ha estado allí para registrar de manera contundente todo lo que pasa. El gremio médico tiene que salir y respaldar esta lucha que hoy libra el periódico más antiguo de venezuela.

Pedro Pablo Alcántara, político: Voz que pesa

El Gobierno se vale de uno de sus brazos, como lo es la Corporación Maneiro, para sacar de circulación a EL IMPULSO, medida que busca callar una de las voces más importantes del periodismo en Venezuela. El diario ha estado vinculado, durante más de un siglo, a todas las causas de la sociedad larense y del país, desde su fundación no se ha doblegado, no ha sido complaciente y ha señalado a todos los actores de la política por igual. EL IMPULSO, más allá de la crítica, es una voz que pesa, temeraria para los gobiernos mediocres. Por su línea independiente recibió distintas amenazas de cierre, hasta concretarse el 31 de diciembre. El Gobierno dejó fuera de circulación al periódico, así de sencillo. La salida de EL IMPULSO de las manos de los lectores se traduce en la incapacidad que tiene el Gobierno para gestionar la materia prima, en este caso, el papel. Esto representará un alto costo para el Gobierno. Esperamos que vuelva a la calle, que este sea un episodio más, una página más en la historia, nada es igual sin el diario EL IMPULSO en su versión impresa.

Dr. Luis Chacón, gremio médico: Queremos papel

En nombre del Colegio de Médicos y del gremio médico larense nos solidarizamos con EL IMPULSO, que en su 113 aniversario no puede circular por falta de papel. Lamentamos profundamente el cierre del diario, que ha sido consecuente con todos los sectores. Este es un nuevo atentado contra las libertades fundamentales por parte del Gobierno. El gremio médico apoya al periódico y nos sumamos a todas las acciones que se realizarán para rescatar la libertad de expresión y de prensa, atropellada por la falta de papel. También ratificamos que el periódico ha sido baluarte en la lucha de los médicos larenses y venezolanos por el derecho a la salud. Esperamos que con prontitud llegue el papel para que EL IMPULSO vuelva con sus ediciones diarias, que tanta falta nos hacen.

Manuel Galíndez, Fenatev-Lara: Un luchador

Fenatev-Lara, Sumalara, Sinvemal, Sutelara, Colegio de Profesores de Venezuela, Colegio de Licenciados de Venezuela y Colegio de Peritos y Técnicos de Venezuela se solidarizan con EL IMPULSO en tan difícil situación. El problema del periódico es nuestro problema también porque es allí donde se registran todas nuestras manifestaciones. En nombre de todos los educadores nos hacemos solidarios con todo el personal del periódico. Un diario que ha estado al lado del pueblo, de los maestros y de todos los sectores, por la lucha de la democracia y de la libertad de expresión. ¿Cómo es posible que haya papel para diarios partidistas que publican puras tonterías y no haya papel para periódicos de verdad como EL IMPULSO? EL IMPULSO es un luchador de todas las causas y reivindicaciones de los educadores. Nosotros nos comprometemos con el diario, a movilizarnos, a luchar juntos, así como el periódico nos ha cubierto las múltiples noticias es hora de que todos salgamos a apoyar al medio de comunicación que es de todos los larenses.

Luis Arroyo, Colegio de Profesores: Atropello

Rechazamos una vez más este atropello en contra de la democracia. El Gobierno nacional a través de la Corporación Maneiro le niega el papel a EL IMPULSO para que pueda circular, así como ha ocurrido con otros periódicos de Venezuela, iconos del periodismo en el país. El Colegio de Profesores del estado Lara rechaza esta acción y al mismo tiempo omisión por parte del oficialismo.

Todos los educadores larenses sentimos esta pérdida y exigimos se les reivindique el derecho al trabajo a todos los trabajadores de EL IMPULSO, exigimos que le llegue papel al centenario.

EL IMPULSO es patrimonio de todos los larenses y ante esta situación nos solidarizamos con todo el equipo, con todos los lectores y toda la sociedad, que debe volcarse en la defensa de la democracia y del periódico, donde muchos han formalizado sus denuncias. Ahora más que nunca el diario necesita de todo el apoyo de la sociedad civil, de los gremios, trabajadores, de todas aquellas personas que han encontrado una ventana, una oportunidad para expresar lo malo y lo bueno.

Elías Bessi, expresidente de Fedecámaras: Mutilan la libertad de prensa

Estamos realmente preocupados por el cese temporal o indefinido de EL IMPULSO, lamentamos profundamente esta situación. Yo crecí con el diario en mi casa, leyéndolo día tras día, tal y como muchas familias larenses y venezolanas lo hicieron. Una estatal, como lo es la Corporación Maneiro, se presta para esta clara violación a la libertad de expresión, mutilando la libertad de prensa de diarios regionales y nacionales. Esto trae consecuencias muy negativas en contra de la variedad de opiniones que se suscitan en el acontecer diario. Como EL IMPULSO no se ha doblegado el Gobierno le niega el papel, decide si se lo vende o no. Incluso, por no doblegarse vemos que periódico no recibió más publicidad oficial. La sociedad larense tiene que darle un espaldarazo a EL IMPULSO, voz de todos los sectores, gremios y personalidades. Para los empresarios EL IMPULSO ha sido vital, donde han quedado registros de todos los abusos y atropellos hacia la empresa privada, de las expropiaciones y confiscaciones de tierras. EL IMPULSO saldrá adelante y volverá a la calle.

Iván Brito López, gerente cultural: Mezquindad política

Es muy lamentable que una tradición de 113 años se vea torpedeada de esta manera. No es posible que se pierda una tradición tan invaluable. EL IMPULSO tiene que dolernos a todos, a todos los barquisimetanos, a todos los larenses y venezolanos. Es el periódico más antiguo del país, uno de los más eficientes, que ha mantenido en sus páginas la opinión libre de todas las personas. Durante su historia EL IMPULSO ha atravesado momentos muy difíciles, durante la dictadura de Pérez Jiménez y ahora durante este Gobierno, el cual se ufana de practicar una democracia protagónica, inclusiva y participativa. Esto no es más que mezquindad política, que procuró la desaparición del medio impreso más importante de la región y del centroccidente del país.

No podemos permitir que esta situación pase por alto, todos tenemos que mirar lo que le ocurre a EL IMPULSO y pensar que todos los medios críticos son vulnerables o pudieran estar en el blanco. Esperamos que llegue el papel para que el diario siga informando y registrando todos los hechos de Lara y Venezuela.

Fuente:

http://www.elimpulso.com/noticias/regionales/voces-que-se-solidarizan-con-el%E2%80%88impulso

Artículos relacionados:

email