VIH sigue extendiéndose entre los warao

Kape Kape 

Una situación sumamente grave está ocurriendo en la comunidad indígena de San Francisco de Guayo, parroquia Padre Barral, municipio Antonio Díaz del estado Delta Amacuro.

27 aborígenes de la localidad sería el número de fallecidos hasta los momentos por diferentes causas, donde la constante es la falta de atención médica oportuna.

El médico y activista de los derechos indígenas, Jesús Jiménez denunció que esta cifra cuenta tan sólo las muertes ocurridas desde finales de mes de diciembre del año 2016 hasta el 31 de enero de 2017.

Hasta los momentos no se saben con exactitud las causas de los decesos, pero Jiménez fue enfático al señalar que el hospital de la comunidad de San Francisco de Guayo no cuenta con insumos médicos, ambulancia fluvial que sirva de transporte a los pacientes, ni con energía eléctrica.

También reseñó que la población del bajo Delta en la actualidad está siendo atacada por enfermedades como la diarrea, vómitos y VIH SIDA que en los últimos tiempos se ha propagado en las comunidades warao, en una problemática que incluso ha sido reconocida por las autoridades sanitarias locales.

El año pasado, la jefa del Departamento de Virología Molecular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, Flor Pujol, advirtió que la alta incidencia del VIH en los waraos en el Delta del Orinoco podría diezmar a esta población.

Importante recalcar también que en días recientes, residentes de la comunidad de Guayo realizaron un llamado de atención a las autoridades de salud del estado, señalando que existe comunidad indígena que desapareció en su totalidad por causa del VIH SIDA, y que en la actualidad existe otra comunidad cercana a Guayo que está corriendo el  mismo riesgo.

“Por favor hermanos, el Sida está acabando con otra comunidad, ayer murió un muchacho y ahora mismo está grave, y lo más triste de este problema es que son jóvenes” exclamó uno de los protestantes.

Las autoridades de salud de la región siguen sin dar cifras oficiales, ni se han pronunciado; sin embargo, varios médicos residentes que trabajan en estos pueblos indígenas han realizado informes alarmantes sobre los casos de Sida, pidiendo a sus superiores mayor atención para contrarrestar la propagación de la enfermedad, pero tampoco han sido tomados en cuenta.

La comunidad San Francisco de Guayo es una las comunidades más grandes del municipio Antonio Díaz del estado Delta Amacuro y cuenta con una población de aproximadamente 4 mil habitantes.

Artículos relacionados:

email