Venezuela: El indignante robo de comida destinada a niños durante las elecciones

Foto: Archivo Web

Por Carlos Zapata

Equipos informáticos, de control biométrico y hasta comida empleada para servir a los niños que se educan en las escuelas de “Fe y Alegría” fueron hurtados durante los comicios municipales del 10 de diciembre, en un hecho sin precedentes en la historia electoral de Venezuela

Al menos en tres escuelas fueron sustraídos costosos equipos informáticos, comida para niños y cámaras durante la celebración de elecciones municipales en Venezuela, mientras las instituciones funcionaban como centro electoral y se encontraban bajo custodia militar.

La denuncia la hizo en conversación exclusiva con Aleteia, la educadora e investigadora del Centro de Formación Padre Joaquín, de “Fe y Alegría”, Luisa Pernalete, quien desde el año 2010 coordina el programa nacional Madres Promotoras de Paz y actualmente lidera el proyecto de Ciudadanía en esta institución.

La también ex directora zonal de Zulia y Guayana dijo que “nunca vio un hecho similar durante los más de 40 años que tiene al servicio de la educación en Venezuela”, y cuestionó que la sustracción de “al menos 3 laptops, 2 video beam y 1 cámara fotográfica profesional” ocurriera “mientras los centros estaban bajo custodia militar”.

Tras destacar que se trata de “un hecho sin precedentes” en toda la historia electoral venezolana, dijo que la denuncia fue formalizada con el levantamiento de actas en las respectivas escuelas. Y lamentó el suceso por cuanto “afectará la educación de los niños que dependen de tales equipos para su proceso formativo”.

Pernalete detalló que la escuela Fe y Alegría “Las Mayas”, ubicada en las Mayas, Coche, en Caracas, “fue objeto de un robo de 3 laptops, 2 videobeam, 1 tableta, 2 mifis y otros dispositivos del CPU; además, violentaron un escaparate de los estudiantes y se llevaros otros objetos”.

Reiteró que la situación ocurrió “estando el colegio bajo el resguardo del Plan República”, un despliegue militar y de otros organismos de seguridad del Estado que toman instituciones educativas, públicas y privadas, (antes, durante y después de los comicios) para garantizar la protección de material electoral y el derecho al sufragio y participación política de los electores.

Los hurtos sucedieron el fin de semana, cuando se realizaban las elecciones. Los responsables de las escuelas levantaron actas y se comunicaron con personal del Plan República, aunque en algunos casos no fueron atendidos.

También formalizaron la denuncia ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y tienen previsto emanar comunicados para la Fiscalía General de la República y el Ministerio de Educación Venezolano.

Hurtaron comida destinada a los niños

Otro de los centros afectados fue el Santa Teresita de “Fe y Alegría” en Valencia, estado Carabobo, institución educativa que “también fue objeto de robo mientras estuvo en manos del Plan República”. En ese lugar fueron más lejos, toda vez que el hurto incluyó la “comida del PAE”, como se le conoce al Programa de Alimentación Escolar, el cual se encarga de garantizar suministro alimenticio para los niños que se forman en las escuelas.

Además, sustrajeron “estantes de los docentes y un cargador del sistema biométrico”. Ante lo ocurrido, el personal de las escuelas realizó el levantamiento de actas para formalizar la denuncia ante el CICPC “y ante el “Fuerte Maracay”. En la escuela Andrés Bello, del municipio Chacao en el estado Miranda “se llevaron la comida congelada que había para enero destinada a los niños”.

El Plan República está integrado por efectivos militares del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (CEOFANB). De acuerdo con el Consejo Nacional Electoral (CNE), parte de su función es “custodiar las instalaciones de los centros de votación”.

En su artículo 102, la Constitución de Venezuela consagra la educación como “un derecho humano y un deber social fundamental”. Además, señala que “es democrática y obligatoria” y establece que, para efectos del Estado, se trata de un “servicio público”.

“Fe y Alegría” es una de las respuestas de la Iglesia Católica Latinoamericana en su lucha contra la pobreza y la injusticia, específicamente en lo educativo. Fundada en 1955, atiende actualmente a más de 254 mil 137 participantes de manera directa en diversas modalidades educativas.

Sus programas tienen una excepcional incidencia social en centros de educación no formal-alternativa, educación radiofónica (IRFA), educación universitaria y centros de capacitación laboral (CECAL).

Fuente: Aleteia.org

 

Artículos relacionados:

email