Unidad después del fraude

David Esteller Ortega

Está clarísimo que fue un fraude con un sin número de facetas y claro está que, por parte de la oposición, incluidos los abstencionistas, se cometieron errores, los cuales deben ser ahora analizados con sinceridad y no con ánimo de aprovecharse de ellos por parte de algunos dirigentes o partidos de la oposición en contra de otros de la misma oposición; pues una pelea entre ellos continuaría favoreciendo al gobierno. Este fraude descarado deberá servir a las fuerzas anti-gobierno para discutir fraternalmente los errores y trazarse objetivos claros. A partir de ahora, la unidad debe ser fortalecida y olvidar las diferencias del pasado reciente, evitar que cada partido o dirigente esté, cada vez que se le antoje, dando declaraciones y tomando posiciones políticas por su cuenta o por cuenta de su partido.

En primer lugar, exigir el reconocimiento de la asamblea nacional electa de acuerdo a la Constitución Republicana, aprobada en el 1999 y olvidarse del tal desacato, por contrario a derecho.  Ratificar el desconocimiento de la espúrea asamblea nacional inconstituyente, rechazar la juramentación de algún gobernador ante ese organismo inconstitucional y exigir el cambio de los miembros de los abyectos Consejo Electoral y Tribunal Supremo de Justicia. Exigir la convocatoria de nuevas elecciones para gobernadores, asambleas legislativas de los Estados y luego, de alcaldes y concejales municipales, en lo inmediato. Y el próximo año preparar la elección presidencial. Que en todas estas elecciones estén presentes observadores internacionales imparciales.  Mientras estos puntos no los acepte el gobierno presidido o no por Maduro, las elecciones realizadas este ano o que puedan realizare en lo adelante, serán completamente nulas. Exigir también la inmediata libertad de todos los presos políticos.

Estos puntos deben ser llevados a la presidencia de la república y a los organismos internacionales con todas las argumentaciones y pruebas de hecho y de derecho.

Nuestro país no puede seguir soportando la escasez de alimentos y medicinas con sus consecuencias de desnutrición, hambre, enfermedades, muerte; la hiperinflación que condena, sobre todo, a la población de menos ingresos; la inasistencia sanitaria en hospitales y hasta clínicas privadas por falta de insumos y el abandono de salas de atención y de cirugía. Todo por causa del robo de los dineros públicos, de los petrodólares, que son dineros del pueblo y debieron y deberán ir a resolver los problemas que confrontamos los venezolanos, incluso partidarios del gobierno. Luchar contra las amenazas, la demagogia y el oportunismo.  De acuerdo a los artículos 7, 333 y 350 de nuestra vigente Constitución Republicana, vistas las violaciones del gobierno a la misma, el pueblo tiene derecho a desconocerlo y tomar las calles y ejercer cualquier forma de lucha legal. 

 

 

Artículos relacionados:

email