Un trabajo que busca crear una cultura de paz

Yandribeth Medina Gutiérrez

Una tesis de grado fue lo que dio origen a un proyecto que se ha enfocado en mostrar que es posible “a través de los desacuerdos lograr enriquecernos”, recientemente cumplió 16 años, ha sido un tiempo de trabajo esforzado y guiado por los estándares de la cultura de la paz a nivel mundial, tiene por nombre Centro de Resolución de Conflictos (CRC).

Fue una propuesta hecha por la Abogado Nelly Cuenca de Ramírez (actual directora) en el marco de una investigación de campo para optar al grado de Maestría en educación mención Gestión Educativa, la misma fue auspiciada por sus socios fundadores (el Colegio de Abogados de Lara), esta y otras alianzas constituyen una de las principales fortalezas de este centro, pero es importante mencionar el enfoque transdisciplinario de su gestión docente, de investigación y de extensión comunitaria, tal como se evidencia de la integración de sus órganos de dirección y administración, integrados por profesionales del Derecho, Psicología, Comunicación Social, Contaduría Pública, Información y Documentación, Relaciones Públicas y Publicidad.

“Qué aburrido sería si el mundo obedeciera a una sola voz”, citó la psicóloga Jeanette Bastidas Hernández, cofundadora del CRC, quien además hizo énfasis en que la intención primordial es prevenir los conflictos antes de que sucedan, para ella es una manera de hacer la paz.

Estudio en Minnesota, regresó en el año 1991, conoció allí a Cuenca quien le expuso que tenía un proyecto para crear nuevos abogados bajo las costumbres de la tranquilidad. Contó que la muestra que usaron fue a un grupo de profesionales del derecho quienes les dijeron que estaban interesados en aprender mucho más del tema en cuestión, comenzaron a dar clases y talleres de 6 sesiones, “pero la gente pedía más” y fue así como se convirtió en un diplomado, pero además brindando apoyo y ayuda en las instituciones, las familias, en el sector académico, comunitario y organizacional.

-Acá lo importante son dos cosas, cuando hay un conflicto, y que se entienda que esto se trata de “diferencias y criterios distintos”, se dan el proceso de negociación entre las partes, pero de no lograr nada allí interviene un tercero que es completamente imparcial y representa la figura de mediador.

Es parte de lo que hacen, “formar agentes de que estén del lado de la armonía”, les gusta mucho trabajar con gente joven, líderes estudiantiles, porque ellos siempre tienen intenciones de luchar por preservar la democracia.

Proyectos futuros

Lo hacen en otros países, incluso acá, en Caracas hay algunas instituciones que lo practican, pero su deseo es comenzar esta labor con los niños desde la edad de preescolar, para que entiendan lo importante de mantenerse en acuerdos. “Como pacifista, defensora y servidora de la cultura de paz tengo una tarea también educativa, y me gusta mucho enseñar lo que a nivel mundial conocemos como es que “debemos practicar lo que predicamos”, es allí donde se van a notar las diferencias, anhelamos ser un puente para que la gente logre entenderse y disfrute de los aprendizajes”, dijo.

Intervenciones

Han estado presentes especialmente en sectores donde hay necesidades básicas que a simple vista son completamente insatisfechas, cuentan actuaciones en ámbitos académicos, en los entornos familiares y a nivel de empresas u organizaciones.

Es bueno que vean las diferencias como un ganar-ganar, todos tienen un porcentaje de razón, solo importa ser tolerantes, escuchar y aceptar que es así.

¿Quiénes pueden formar parte de esto?

No hace falta un título profesional de ninguna carrera en específico, pero si es importante para nosotros tener a personas de distintas profesiones. Es bueno aclara y que se entienda que cualquier ser humano puede ser negociador, que necesita herramientas teóricas, quizá, pero realmente el conocimiento y la forma de llevar las cosas lo aprenderán en la práctica. Todos tienen el potencial de ser mediadores, una de nuestras premisas es hacer el bien sin mirar a quién y tomando en cuenta esto lo demás es añadido.

CEPAZ

El Consejo de Estado por la Paz se ha considerado un hijo del Centro de Resolución de Conflictos.

Fue creado con un objetivo común, la idea es que la paz se pueda mover por la vida de las personas. En este momento en que el país tanto lo necesita debemos ser portavoces y dar ejemplos, contribuir a que los ciudadanos tomen conciencia y puedan entonces experimentar cambios reales en búsqueda de la reconstrucción de una mejor Venezuela

Fuente: http://www.elimpulso.com/noticias/actualidad/centro-resolucion-conflictos-trabajo-busca-crear-una-cultura-paz#.WSsqHwEGx_w.whatsapp

 

Artículos relacionados:

email