Talismanes de Caracas

El artista inaugura mañana, en GBG Arts, Monumentos nacionales. Son nueve imágenes de gran formato en las que aborda no solo los mitos místicos-religiosos que han rodeado al gobierno, sino también la intención que tiene este de construir una nueva identidad

Karla Franceschi

Son como talismanes. Así define Daniel Benaím los monumentos que el gobierno ha colocado en Caracas durante los últimos 18 años y que fotografió en su búsqueda de aquellos objetos con los que se identifican en la actualidad los habitantes de esta ciudad.

En una sala de la galería GBG Arts se disponen las nueve fotografías en gran formato de lugares como el Museo Vial La Pira (pirámide rosa de la autopista Valle-Coche); la Espada de Bolívar en la cúspide de la Torre Este de Parque Central; y el obelisco homenaje al 19 de Abril de 1810, que está ubicado en la plaza El Venezolano.

En la sala contigua hay una deconstrucción del mapa del municipio Libertador, acompañada de réplicas en miniatura de los monumentos. Como souvenirs, dice Benaím, así como las fotos son postales.

La exposición, que se inaugura mañana, se titula Monumentos nacionales.

“Este es un levantamiento a nivel macro de todos los que se han hecho durante este período político. A excepción de María Lionza, escultura a la que se le hizo una réplica en estos años, todos han sido colocados en la quinta república. Estos son los que encontré, que tenían contundencia”, indica el artista sobre su selección. Como dato curioso, a la copia de la obra de Alejandro Colina se le agrega el crédito de quien la hizo. Esa imagen también se exhibe.

El trabajo de Benaím, que regresa a la fotografía directa y sin retoques, es también una denuncia de cómo están dispuestos estos monumentos en la ciudad. Aunque al artista no le interesa criticar ni siquiera lo estético, es evidente para quienes observan las fotos, conozcan o no las obras, que estas fueron regadas con arbitrariedad, sin consideraciones sobre el urbanismo de la capital.

“Este provisional archivo de fotografías se propone trazar una lectura polisémica y desconocida de las transformaciones y reconfiguraciones del escenario urbano. Un espacio ciudadano cuya iconografía reciente y arbitraria abre –también– una serie de especulaciones, atribuciones y suposiciones a partir de nociones que recorren las más insospechadas historias singulares, atravesadas por el relato de la narrativa popular, la ficción, el mito urbano y la leyenda apócrifa”, escribe Ruth Auerbach en el texto curatorial.

Un elemento que Benaím destaca de Monumentos nacionales es una de sus posibles lecturas: aquellos monolitos han sido colocados a manera de protección. Son, pues, talismanes que rodean el municipio Libertador, donde está el centro del poder. Una especulación que acompaña el aura mística-religiosa que ha rodeado al chavismo desde sus inicios.

“Se les puede dar una lectura hasta mística, incluso. Pudieran ser amuletos como el Ahura Mazda, que fue donado por el gobierno de Siria. Está colocado en la autopista Francisco Fajardo, a la altura de Los Caobos. Y es un talismán para sostener el poder. Hay como una intencionalidad allí. Pero esa es mi creencia”, añade el fotógrafo.

Monumentos nacionales expone, incluso, la necesidad del gobierno de crear una nueva identidad. Una identidad que, como el caso de la escultura de Guaicaipuro, se mueve desordenadamente por la ciudad y que no se ha terminado de consolidar.

“Para ellos son como soldados de juguetes y pareciera que no saben que son cosas con las que los caraqueños nos identificamos. Son parte de nuestro patrimonio. Me parece que hay una intención de construir una nueva identidad”, finaliza el artista.

Monumentos nacionales

Galería GBG Arts, Prados del Este

Inauguración: mañana, 11:30 am

Fuente:

http://www.el-nacional.com/noticias/entretenimiento/daniel-benaim-muestra-los-talismanes-caracas_88410

 

Artículos relacionados:

email