Se conmemorará o celebrará el Día del Periodista

Noel Álvarez*

Este 27 de junio, se conmemora en Venezuela el día del Periodista, porque difícilmente tendrán algo que celebrar. Sera propicia la ocasión para seguir exaltando los principios fundamentales de la libertad de prensa y exigiendo su respeto. Se deberá exigir respeto a la libertad de informar y aprovechar para defender a los medios de comunicación de los ataques sobre su independencia, así como rendir homenaje a los periodistas que han perdido la vida en el desempeño de su profesión.

La libertad de expresión es un derecho humano reconocido en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en la Convención Americana de Derechos Humanos. Este derecho incluye: no ser molestado a causa de sus opiniones; libertad de investigar, recibir opiniones e informaciones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. Los periodistas e informantes se convierten en víctimas de ataques patrocinados por los gobiernos, incluyendo procesos penales injustificados, acoso, amenazas de actos de violencia e incluso la muerte, por expresar o informar acerca de opiniones políticas alternativas o exhibir las conductas inapropiadas del gobierno en funciones.

La conmemoración del Dia del periodista en nuestro país coincide con una época en se encuentra en pleno proceso la destrucción del orden constitucional; los atropellos contra la libertad y derechos fundamentales, así como el control y manipulación de todos los poderes del Estado. La presencia en el poder de Nicolás Maduro es de facto, anti democrática, violatoria de los principios naturales y obligaciones internacionales. Los ciudadanos somos víctimas sometidas a crisis de imprevisibles consecuencias. Analistas sostienen que el gobierno de Nicolás Maduro, reúne hoy todas las características y elementos de una dictadura, aunque habiendo llegado al poder por elecciones, ha dado sucesivos “golpes de estado blandos”, esto es sin desplazamiento general de fuerzas militares como fue la característica del siglo XX.

El gobernante ha suplantado ilegítimamente la constitución política del país y ha convocado a una Asamblea Nacional Constituyente, rechazada por más del 80% de la población electoral, pasando por encima de la Carta Magna con la intención de enterrar los principios democráticos que mueren lentamente en manos de la autocracia. Maduro asesina la libertad de prensa controlando medios de comunicación con presiones, confiscaciones, compras forzadas o testaferros. Persigue judicialmente a líderes políticos, dirigentes civiles, religiosos, periodistas, empresarios y ciudadanos. Es el gobernante venezolano que ha tenido más presos políticos y exiliados; ha consolidado un gobierno de facto caracterizado por la ausencia de división e independencia de poderes.

En dictadura se dispara a mansalva sin que les tiemble el pulso para asesinar a los jóvenes, que son el futuro del país. Quienes le hacen un seguimiento al discurso de diversos autócratas, sostienen que el de Maduro se parece al del panameño Noriega. Venezuela sigue de duelo con las esperanzas centradas en la Corte Penal que habrá de hacer justicia. Al parecer la orden del gobierno es: disparar y luego negar, siguiendo el manual de Hitler.             

 

*Coordinador Nacional de IPP-Gente 

 

Artículos relacionados:

email