Regalo inusual

Padre Chulalo

Hoy en la mañana visitando enfermos desde la última etapa del barrio las Clavellinas hasta la Polínica de Barquisimeto.

Llego a trabajar en el despacho y a confesar, y se me acerca una chica con un regalo inusual. La joven @adrianaalpz, cada vez que termina la represión por estas calles de el Ujano, cerca de la Universidad Fermín Toro, se dedica a recoger perdigones (balines de goma usados contra la resistencia juvenil) y a elaborar con ellos rosarios.

Lo que una vez se usó para reprimir ahora se usa para rezar. Por eso recordé este pasaje de Isaías: “De las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas”…y de los perdigones “rosarios”, para orar incluso por los que disparan para herir o para matar.

 Estos símbolos son como un anticipo de la verdadera paz que cada día se acerca más.

¡Esto es increíble, sólo en Venezuela!

Artículos relacionados:

email