Pdvsa se fue a pique por gastar sus ingresos “en populismo”

Alessandro Di Stasio

Escasa inversión, mayor cantidad de accidentes laborales y menos barriles por día. Son numerosos los problemas que aquejan la productividad y la efectividad de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), que desde la caída de los precios del petróleo en 2014 no ha podido mantener una producción de crudo sostenida, por lo cual se ha perjudicado la entrada de divisas al país a través de la renta petrolera.

De acuerdo con el reporte mensual enviado por el Gobierno nacional y publicado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), la producción de petróleo del país cerró el mes de mayo 2017 en 2 millones 189 mil barriles diarios. No obstante, según las fuentes secundarias que usa la Opep para conseguir información, aquellas cifras oficiales distan de las que aportan estas fuentes, pues la ubican en 1.963.000 barriles por día.

Según explicó a Efecto Cocuyo el economista experto en materia petrolera, José Toro Hardy, la brecha que existe entre los datos ofrecidos por la Opep y Pdvsa son ocasionados por la poca transparencia de las informaciones brindadas por el Gobierno venezolano.

Las dudas se incrementan, pues el pasado 25 de mayo, el ministro de Petróleo de Venezuela, Nelson Martínez, aseguró que la producción venezolana de crudo se situaba en 1 millón 97 mil barriles diarios, cifra que no se asemeja a la enviada por el Estado venezolano a la Opep.

Desde que el fallecido presidente Hugo Chávez ganó la Presidencia de la República en 1998 y, hasta mayo de 2014, -poco más de un año después de que Nicolás Maduro asumiera la jefatura del Estado- el valor internacional del petróleo registró el incremento más importante en años: de 17 dólares en noviembre de 1998 a un récord histórico de 156 dólares en junio de 2008, para luego estar variando entre los $80 y $109 hasta 2014.

A partir de allí se agudizó el fenómeno de la inflación y rápidamente los precios de los productos en venta en el país no han detenido su subida hasta el día de hoy. Sumado a esto está el desabastecimiento, que creó la dosis perfecta de inicio y agudización de la crisis.

Según datos de la firma Venebarómetro, el 56 % de la población venezolana afirma comer dos o menos veces al día y, de acuerdo a datos suministrados por el Fondo Monetario Internacional (FMI), la inflación venezolana en 2017 alcanzaría una cifra mayor a 1.000 %.

PDVSA como tabla de salvación

Pdvsa se ha convertido en la principal fuente de generación de divisas para el país y el Gobierno. Sin embargo, la caída en la producción y el incremento de la deuda externa del país compromete al Estado, que ve en el recorte de las importaciones una salida para lograr honrar la deuda.

“Los venezolanos somos absolutamente dependientes del ingreso petrolero, el cual representa alrededor del 96 % de las divisas que entran al país”, dijo Toro Hardy y destacó que cada vez son menos las divisas que entran al país por la caída de la producción petrolera.

Según datos suministrados por el Banco Central de Venezuela (BCV) y cálculos individuales del economista Miguel Ángel Santos, la meta de importaciones del Gobierno nacional fue de 21.000 millones de dólares para el año 2016, lo cual representó una caída superior al 50 % con respecto al año 2015.

Desde los últimos tres meses de 2012, cuando las importaciones representaron un pico histórico de 19.338 millones de dólares, el número cayó hasta 4.193 millones de dólares en lo que va de este año, de acuerdo con el economista Asdrúbal Oliveros en un artículo publicado en el portal web Prodavinci.

De esta manera, mientras las importaciones que abastecían al país ante una precaria producción nacional descienden, las deudas contraídas por el Gobierno son cada vez mayores, las cuales deberán ser canceladas durante los próximos cinco años.

¿Por qué disminuye la producción de petróleo?

La caída de los precios internacionales del crudo, los subsidios hacia el mercado local y la recesión económica comprometen las finanzas de Petróleos de Venezuela, lo cual afecta el desarrollo de la empresa.

“El problema por el cual no incrementamos es porque no tenemos cómo seguir invirtiendo ni para exploración ni explotación”, explicó el economista Rafael Quiroz, quien agregó que los costos de esos procedimientos también son altos, pues la mayoría de los pozos existentes en el país son antiguos y contienen crudo extrapesado. “Debe realizarse el proceso de recuperación secundaria, que es menos costoso, pero que no se ha hecho porque el dinero de la estatal lo usan para financiar al Gobierno”.

Pdvsa se ha convertido, plantea el especialista, en una especie de caja chica para la cúpula gobernante, que usa los fondos adquiridos por esquema petrolero para financiar el mercado interno a través del sistema de misiones, que nada tienen que ver con materia petrolera. “El Gobierno ha puesto todos los huevos en una sola canasta. Esos ingresos que ha recibido el Estado venezolano se han gastado en populismo”, afirmó Quiroz.

En un documento publicado por los economistas Francisco Monaldi e Igor Hernández para el Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, como consecuencia de los subsidios, se generó un flujo de caja negativo en la empresa que ha comprometido el presupuesto de la estatal. “Los ingresos han sido utilizados en actividades no relacionadas con la industria petrolera, limitando así los recursos para inversiones rentables dentro de la empresa”, aseguran.

Junto a esta situación, destacan, surge el aumento de los riesgos para los inversores extranjeros que operan en el país, generada por el conflicto social, político y económico; así como las expropiaciones y regulaciones que establece el Gobierno contra las empresas privadas.

Para Toro Hardy es necesario la realización de inversiones en Pdvsa que, según afirmó, están retrasadas desde hace mucho tiempo. “Habría que hacer una nueva apertura petrolera que traiga fuertes inversiones que permitan aumentar la producción. Hay que volver a poner la empresa en manos competentes”.

Por su parte, Quiroz establece tres requisitos esenciales para la recuperación de la empresa: sincerar la nómina, que actualmente supera los 140 mil trabajadores; sincerar los suministros y convenios que hay con el extranjero; poner un orden en las finanzas de Pdvsa, pues “no se puede seguir financiando construcciones de casas, plantaciones y cosas no relacionadas con la empresa”.

En 1998, meses antes de que Chávez llegara al poder, Pdvsa contaba con 40 mil personas contratadas y la producción superaba la barrera de los 3 millones de barriles diarios. En la actualidad, la estatal cuenta con más de 100.000 trabajadores y la producción es, incluso, inferior a los 2 millones de barriles según la Opep.

Fuente: http://efectococuyo.com/economia/pdvsa-se-fue-a-pique-por-gastar-sus-ingresos-en-populismo-detallan-especialistas

Artículos relacionados:

email