“Nunca había visto algo así”

Francine Howard

Lo que viví este 16 de julio representa algo nuevo y extraordinario en mi vida. Sin querer queriendo terminé siendo coordinadora del punto soberano más grande de Colombia. En menos de dos semanas sumamos más de 150 voluntarios para organizar un proceso que debería realizar el Poder Electoral de mi país, Venezuela, pero que no le dio la gana, sino que prefirió darle la espalda al pueblo.

Cuando me mostraron el presupuesto de lo que necesitábamos para el evento pensé “¿De dónde vamos a sacar eso? “. Sin embargo, decidimos asumirlo con buena actitud y llegaron ángeles a colaborar y a hacer la carga menos pesada. Preparamos un punto para máximo 11 mil votantes.

Abrimos a las 7:10 de la mañana y ya habían más de 100 personas en fila y, a mediodía, eran miles esperando bajo el sol para manifestar su voluntad. Se me acercaban hermanos colombianos a decirme “nunca había visto algo así…”, “aquí no pasa eso…”. Muchos lloraban a mi alrededor al ver que la Plaza de Bolívar, tan grande, se nos quedó pequeña ante tanta gente.

A mí no me dio tiempo ni de llorar, había que estar pendiente de todo el proceso, atender a los observadores, los medios, recibir cientos de llamadas y -para mi sorpresa- resolver qué hacer cuando el material electoral se estaba agotando. Afortunadamente, contamos con gente en el equipo que tenía siempre un plan b.

De 18 mesas iniciales pasamos a 26; luego, a las 5:30 de la tarde cerramos porque nos quedaba solo hora y media de permiso en el centro y tocaba contar. Mis respetos para todos los miembros de mesa. Fue un trabajo duro, pero demostraron su efectividad. Y al final, con nervios y emoción, entre cinco personas, sumamos los números de todas las 26 mesas y tataratán… supimos que 18 mil 625 venezolanos en Bogotá habían votado en nuestro centro, y de esos el 99.6% por el Sí, Sí, Sí.

Revisamos los otros dos puntos de la ciudad y entre los tres obtuvimos 36 mil 318 votos en Bogotá. ¡Gracias totales! a los voluntarios, los observadores internacionales, la policía y a nuestros hermanos venezolanos que sin miedo asistieron a decir con fuerza que estamos lejos pero no ausentes.

Artículos relacionados:

email