“No somos estadísticas”

Sin vacunas y antirretrovirales pacientes están al borde de la muerte

Krisbelmar Perez

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se puede considerar como “buena” la cobertura de inmunización en un país cuando esta alcanza el 90 % de la población protegida contra diferentes enfermedades; sin embargo, el índice en Venezuela está muy por debajo, ubicándose en el 60 % debido a la escasez de vacunas.

Hunides Urbina, presidente de la Asociación Venezolana de Puericultura y Pediatría, informó que desde hace cinco años han venido alertando al Gobierno nacional sobre la falta de las vacunas del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), debido a la caída en la asignación de divisas para los laboratorios transnacionales que se encargan de importarlas.

Lamentó que luego de que Venezuela hubiera sido uno de los países abanderados en el cumplimiento del programa de inmunización en las américas ya esa no sea la realidad del país, pues en la actualidad entre el 55 % y el 60 % de la población está protegida.

Indicó que, anteriormente, la administración de las vacunas estaba distribuida entre el sector público y el privado, con un 60 % y 40 % respectivamente, pero desde que los laboratorios dejaron de importar, la población ha tenido que migrar hacia hospitales y ambulatorios, donde la disponibilidad es mínima. “Unas vacunas son importadas por el Ministerio de Salud, a través del Fondo Rotatorio para la Compra de Vacunas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) que asegura la compra masiva y económica de estas, y otras eran puestas en el mercado por las empresas y las compraban los pediatras”, mencionó.

Al cerrar las empresas transnacionales, el 40 % que era cubierto por el sector privado se redujo y el Ministerio no se da abasto para optimizar la cobertura de esa población. En el caso de la vacuna contra la varicela, esta tiene tres años que no se recibe en el país, mientras que el neumococo tiene dos.

Lamentó que el país no participara activamente en la Jornada de Vacunación de las Américas, que se realizó del 22 al 29 de abril, por la escasez de vacunas, hecho que catalogó como una “vergüenza”. “Aquí no se puede celebrar nada. Pusieron algunas vacunas para aparecer en la foto, pero no se cumplió con la cobertura”, cuestionó.

Aseveró que el programa debe ser cumplido constantemente y no espasmódicamente. “El Ministerio de salud debe entender que el programa debe ser en cantidad, calidad y permanente. No puede ser de vez en cuando”, enfatizó.

Mencionó que la Rotavirus, la BCG (tuberculosis), Hepatitis B, Pentavalente, Polio y Trivalente Viral no llegan con frecuencia; por lo tanto, muchos niños quedan sin recibir la dosis correspondiente para estar protegidos contra estas enfermedades. “Cuando una mamá llega a las 5:00 de la madrugada a un centro de salud a vacunar a su hijo y no consigue, luego vuelve a ir y tampoco logra vacunar a su hijo, ella se cansa y posterga el cumplimiento del programa de inmunización, entonces el niño se queda fuera de la cobertura. A eso se le llama, pérdida de oportunidades”, dijo.

Escasez afecta a 80 % de infectados con VIH

Otro escenario preocupante es el de la escasez de antirretrovirales en el país, pues todos los que necesitan los más de 300.000 pacientes que tienen el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) son importados.

El director de la Fundación Stop VIH, Jonathan Rodríguez, indicó que, según cifras del Ministerio de Salud, al menos 11.000 personas son detectadas anualmente con el virus, mientras que unas 2.500 mueren en el mismo periodo de tiempo por complicaciones, lo que significa siete pérdidas diarias.

Cerca del 80 % de la población infectada se ve seriamente afectada por la escasez de estos medicamentos especiales. Desde 2009 se empezó a registrar el desabastecimiento de los antirretrovirales, por lo que desde entonces entre cuatro y 16 de ellos falta con regularidad.

De los 300 mil infectados, indicó que unos 77.000 están inscritos en el programa de suministro de antirretrovirales del Ministerio de Salud; sin embargo, el pasado 10 de junio, la Red Venezolana de Gente Positiva (RVG+) informó que “se agotaron totalmente” los antirretrovirales disponibles en los depósitos del Suministros Médicos (Sumed) y el Servicio de Elaboraciones Farmacéuticas (Sefar).

Además, de la ausencia de los fármacos, también faltan los reactivos para las pruebas de detección de VIH, entre ellas la ELISA de cuarta generación; para el monitoreo y control de las defensas del organismo, el test de resistencia, además de los condones que antes eran otorgados gratuitamente.

Este panorama gris no termina allí, pues en los pacientes con VIH también deben enfrentarse a la escasez de medicamentos para tratar las infecciones oportunistas de las cuales son propensos, como toxoplasmosis, tuberculosis, herpes, sarcomas.

“Se nos están muriendo las personas en los hospitales por infecciones oportunistas. No queremos ser fatalistas, pero le hacemos un llamado a la Ministerio de Salud y a la Defensoría del Pueblo para que volteen la mirada a esta situación. Se trata de la vida de seres humanos, no somos estadísticas de rayitas. Cumplan con sus compromisos legales, esto no es un tema de dádivas, esto es un tema de vidas, de derechos a la salud, a la alimentación”, instó.

Fuente: http://elcooperante.com/no-somos-estadisticas-pacientes-en-venezuela-al-borde-de-la-muerte-por-escasez-de-vacunas-y-antirretrovirales/

Artículos relacionados:

email