Lecturas contra la tragedia cotidiana

Libros sobre refugiados. El drama de los refugiados y las migraciones masivas invitan a pensadores y escritores a meditar globalmente sobre el mundo en que vivimos

Alejandro Luque

Sobre los refugiados y las migraciones masivas se ha escrito desde hace muchos años, especialmente desde el periodismo y la sociología. Sin embargo, en los últimos tiempos, especialmente desde la crisis de Lesbos, los anaqueles de las librerías se han ido llenando de bibliografía que, partiendo de este drama, ha empezado a cuestionar globalmente el mundo en que vivimos.

Entre los últimos en aparecer destaca Mi nombre es refugiado (Oberta UOC), una obra de Irene L. Savio y Leticia Álvarez que se centra en el año transcurrido entre verano de 2015 y agosto de 2016. Una road movie que va de las costas de Turquía hasta Alemania, la tierra de promisión de tantos exiliados, y que plasma testimonios tanto de refugiados como de quienes los acogen, ayudan o simplemente los ven pasar.

Cruzando el mar. El éxodo a Europa (Capitán Swing) es el título del también periodista Wolfgang Bauer, donde cuenta cómo, en compañía del fotógrafo Stanislav Krupar, se dejaron crecer la barba y adquirieron nuevas identidades para ser testigos de la brutalidad de las bandas de contrabandistas desde Egipto, los procesos de detención y deportación, los peligros de la travesía marítima en embarcaciones desvencijadas y el furtivo viaje final a través de Europa.

En una línea similar, Refugiados (La Huerta Grande) es una reciente obra de Pilar Cebrián que presenta «un recorrido, físico y humano, de personas que tuvieron que terminar con todo para volver a empezar». Consta de tres historias, cada una de una etapa diferente del proceso migratorio, que relatan también la injusticia, la desesperación y las situaciones límite, como los golpes de suerte, la casualidad y el irrefrenable instinto de supervivencia.

También aparece como testigo de primera mano el médico italiano Pietro Bartolo, quien lleva más de veinticinco años atendiendo en la isla de Lampedusa a inmigrantes que tratan de alcanzar la orilla europea a través del Mediterráneo. Junto con Lidia Tilotta firma Lágrimas de sal (Debate).

Otro caso concreto, con nombres y apellidos, es el que narra Nicolás Castellano en Me llamo Adou. El niño de la maleta (Planeta). La aparición insólita de la figura de un niño en el interior de una maleta en el escáner de los puestos de control del Tarajal, Ceuta, captó la atención de la policía y la imagen conmovió a medio mundo. Ese niño era Adou Neri Ouatara, y el libro cuenta su peripecia.

Por su parte, una superestrella de la filosofía contemporánea como Slavoj Žižek se ocupa de la cuestión, aunque desde su particular óptica, en La nueva lucha de clases. Los refugiados y el terror (Anagrama). El esloveno plantea que no podemos quedarnos en la compasión ante las víctimas inocentes, que debemos ir a las causas que generan la espiral de retroalimentación entre el islamofascismo y el racismo. Para ello es necesario superar ciertos tabúes de la izquierda y al mismo tiempo denunciar el capitalismo global que genera nuevas formas de esclavitud, y airear «la obscena corriente subterránea de las religiones y su violencia divina», afirma la editorial. Su conclusión es una apuesta por la educación en valores de igualdad y por una nueva lucha de clases frente a las opciones militaristas.

En Refugiados. Frente a la catástrofe humanitaria, una solución real (Crítica), Sami Naïr reprocha a la UE la renuncia a sus valores fundamentales y su incapacidad para elaborar una estrategia cooperativa de sus socios.

La Unión Europea es también el blanco de Disparen a los refugiados. La construcción de la Europa fortaleza (Icaria), de Miguel Urbán y Gonzalo Donaire, así como de La crisis de los refugiados y los deberes de Europa (Catarata), de Héctor Romero y Natalia Moraes.

Entre los títulos que abordan la cuestión desde el Derecho, encontramos Inmigración irregular y derechos fundamentales. ¿Hay límites? (J. M. Bosch), de José Manuel Leonés Salido; o Refugiados y asilados ante el modelo social europeo y español: estudio técnico-jurídico y de política del derecho (Comares) de José Luis Monereo Pérez. Las recomendaciones se completan con La situación de los refugiados en el mundo (Icaria), de Acnur; La situación de los refugiados en España (Catarata), de Cear, y con ¿Por qué acoger a los refugiados?, del Cardenal Tagle.

Considerando que la mayoría de estos títulos han visto la luz entre el pasado año y lo que llevamos de este, no cabe duda de que seguirá apareciendo literatura relacionada con este fenómeno que todos querríamos que perteneciera exclusivamente, algún día, a la categoría de ficción.

Artículos relacionados:

email