La historia de una gente que se agrupaba y ganaba

Rafael Hernández

Esta es la historia de un grupo de gente que muchas veces se agrupaba y ganaba. Pero habían otros que siempre les decían: “ustedes lo que han traído es derrota y atraso”. Y el grupo de gente se deprimía y hasta algunos empezaban a buscar argumentos para combatir a los que promovían los acuerdos y las victorias entre diversos, diferentes. La historia de cómo convertir en derrotas muchas victorias.

Esta historia tiene una serie de hechos: en el interior de los que queremos que esto cambie, tenemos un órgano que coordina nuestra acción, un vocero normalmente que indica los pasos a dar, una comunidad de personas que confía en nosotros y en un órgano de dirección: la MUD; tenemos y tuvimos un plan de gobierno alternativo.

Juntos hemos logrado victorias: elecciones 2015, movilizaciones, 16 de julio. 50 países no reconocen a la Constituyente y sus soluciones.

Un sector moderado y otro radical que quiere promover solo calle.

Un colectivo del país (90 %) que quiere cambio.

Amamos el país y el futuro

Pero la estrategia positiva tiene que “los rusos también juegan” y entonces permanentemente hay estrategias desde el oficialismo para promover confusión y depresión. Como ahora. Una promoción de la división al interior de nuestra unidad. Desde adentro de los que queremos el cambio y desde el madurismo. Sectores oficialistas que con su poca palabra incumplen acuerdos de negociación anterior.

La mentira como fuente oficial de enfrentar a los que queremos cambio. Es increíble como mienten y no tienen sino una cara de mármol, de tabla. Este país no está para mentiras, para más engaños. Desde hace siglos aprendimos a no convencernos por los espejitos. Pero de vez en cuando vienen y nos lo vuelven a vender: espejo por oro.

Promoción de derrotas del sector gobernante que por vía de la mentira las convierten en supuestas victorias.

Decisiones tomadas por partidos nacionales nuestros que no toman en cuenta liderazgos regionales auténticos. Y generan nuevos factores de división en momentos importantes. Esto contradice un espíritu constructivo y sano. Los grandes tratando de comerse a los chicos. O las malcriadeces de los chicos.

Se hace necesario recordar que las primarias son un instrumento importante para llegar a los acuerdos no concretados en discusiones.

Necesitamos -de nuevo- tener claro nuestros objetivos generales:

  • Cronograma electoral
  • Respeto de la Asamblea Nacional
  • Libertad de los presos políticos y retorno de los exiliados
  • Desarme de los grupos violentos
  • Canal humanitario de alimentos y medicinas

Todo lo demás es necesariamente negociable y de reflexión interna. Vamos a votar, todos por el mismo candidato. No a la división de la MUD.

Artículos relacionados:

email