La hiperinflación destruye tradiciones decembrinas en Venezuela

Foto: Arhivo runrun.es

La hiperinflación en Venezuela ahoga los planes navideños de los venezolanos. La tradición gastronómica de hacer hallacas, el regalo de Niño Jesús, viajar por tierra, aire o mar para pasar la Nochebuena o Año Nuevo con la familia, son prácticas pulverizadas por la pérdida del poder adquisitivo y la diaria devaluación del Bolívar.

Altos precios arruinaron la tradición del “Niño Jesús”

“Es triste haberle dicho a mi hijo de 8 años quién era el Niño Jesús. Algo que en la tradición de venezolanos siempre se revela cuando los pequeños cumplen 11 años. Estas navidades mi hijo menor no podrá disfrutar del privilegio que tuvieron mis dos hijos mayores”, expresó uno de los padres consultados por Hispanopost, en un comercio de juguetes de la capital.

En el reportaje de Angélica Lugo, contrasta el precio de las pistas de carros importados más solicitados, muñecas de alta factura y también los juguetes plásticos fabricados en China, con el salario mínimo integral que es de 456.507, 44 bolívares. Para comprar un juguete las personas necesitan más del doble de lo que ganan mensualmente.

Viajar en Navidad es una “misión imposible”

El Grinch también hizo de las suyas en terminales, puertos y aeropuertos. Quienes tradicionalmente se movilizaban de una ciudad a otra con el objetivo de compartir con la familia en la Nochebuena o Año Nuevo, en esta Navidad se encontraron con un servicio diezmado por los precios impagables, por la crisis del parque automotor y por la falta de efectivo.

En un recorrido realizado por el equipo de HispanoPost en los principales terminales terrestres y marítimos del país se pudo constatar que los aumentos, casi diarios en el costo de los pasajes, la falta de unidades de transporte por la ausencia de repuestos y el cierre de importantes rutas, han mermado hasta en un 30% la cantidad de viajantes.

Los estrenos de ropa quedaron en el recuerdo

Otra tradición que se extinguió en la familia venezolana, a causa de la hiperinflación en Navidad es el estreno de ropa. En el país, una camisa de caballero se ubica en Bs. 1 millón 300 mil, una blusa de dama está por el orden de Bs. 2 millones 200 mil, y los jeans se cotizan en Bs. 1 millón 600 mil, cuando el salario mínimo integral es de Bs. 456.507.

Muchos venezolanos encontraron una opción en las tiendas de ropa usada. Tanto niños, adultos, mujeres y hombres tienen una alternativa en estos lugares para “estrenar” un atuendo.

Venezolanos no pueden pagar la cena navideña

La gastronomía típica también escaseó por la hiperinflación en Navidad, que terminó por sacar de la mesa de las familias venezolanas el tradicional pan de jamón, el pernil, el jamón planchado, la ensalada de gallina, la torta negra, uvas, mandarinas, el ponche crema y las hallacas.

A diferencia de años anteriores, en los que algunos venezolanos regalaban pan de jamón a sus amistades y familiares, este 2017 las personas recorren panaderías para comparar precios. Y también desisten de comprarlo, pues su valor supera el precio los 200.000 bolívares.

Fuente: HipanoPost

Artículos relacionados:

email