Hidrocentro: “Un arma de destrucción masiva”

unnamed-16

Alfredo Infante s.j

El ingeniero German Benedetti es un incansable luchador por el derecho que tiene la población al acceso y disfrute del agua potable. Está entregado con alma, vida y corazón a esta lucha. Es su pasión. No hay medio que escape de sus mensajes vía correo o WhatsApp. Es un David ante Goliat. La siguiente es una conversa vía WhatsApp.

SIC. Sr. Benedetti ¿Desde cuándo viene haciendo seguimiento al tema del agua en Carabobo y cuáles son las irregularidades más graves que ha encontrado?

Benedetti: Desde el año 2009, es decir, ya han pasado 8 años desde que hicimos la primera denuncia formal ante los institutos del gobierno nacional responsables de garantizar el servicio y calidad del agua que llega a nuestros hogares en la región central de Venezuela distribuida por Hidrocentro.

Las irregularidades más graves parten del ocultamiento de la no ejecución de obras de saneamiento desde el año 1999. Estas obras no ejecutadas son: red de colectores de aguas residuales, plantas TAR y plantas TAP. Esto hace que, desde entonces, Hidrocentro descargue aguas contaminadas no procesadas en embalses de agua dulce destinados al consumo humano.

SIC: ¿Cuáles embalses?

Benedetti: Los embalses de Cuenca Río Pao: Pao Cachinche, Pao Loa Balsa y Guataparo han sido salinizados por trasvase criminal de aguas contaminadas del lago de Valencia desde septiembre de 2007, y ahora esas aguas almacenadas en reservorios para consumo humano, no pueden ser potabilizadas por medios convencionales que es como operan la mayoría de potabilizadoras en el mundo.

dique-guataparo-5-cm-por-debajo-nivel-0-cota-501-15-msnm

SIC: ¿Qué agua estamos bebiendo entonces?

Benedetti: Hidrocentro envía agua a nuestros hogares con componente de materia orgánica, metales y cianobacterias letales, lo cual asesina en silencio y lentamente a una población de más de 3 millones de personas en los estados:  Aragua, Carabobo y Cojedes. A mediano plazo también esta afectará el 80% de la población de la Gran Caracas que se surte del embalse Camatagua, ya que desde marzo de 2009 se trasvasan aguas almacenadas en la Laguna de Taiguaigiay que es un pozo séptico.

SIC: ¿Quiere decir que la salud de los pobladores de Aragua, Carabobo, Cojedes y gran parte de la Gran Caracas está afectada por el consumo de agua no potable? ¿De qué tipo de afectación estamos hablando? ¿Cuáles son las enfermedades provocadas por el consumo de agua no potable?

Hidrocentro oculta contenido de heces fecales y otros elementos que no deben existir en aguas para el consumo humano según la normativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La oculta sobredosificando cloro como desinfectante. Ahora bien, el cloro libre reacciona con la materia orgánica y forma un compuesto químico llamado trialometano, el cual es cancerígeno. Aparte hay estadísticas de enfermedades que afectan condición neurológica en el ser humano, como Alzheimer y Autismo condicionado en los niños por los metales en el agua. De hecho, la cantidad de aluminio en el agua distribuida por Hidrocentro proviene del proceso incompleto de clarificación del agua utilizando sulfato de aluminio.

SIC: ¿Por qué cree usted que pasa todo esto? ¿Es un asunto de ineficiencia en la gestión o hay intereses ocultos? ¿Se beneficia alguien de este hecho criminal?

Benedetti: Autodestrucción para negocios paralelos derivados como los llenaderos de agua que proliferan sin control sanitario.

dique-guataparo-seco-debajo-5cm-extraccion-de-nivel-0-cota-501-15-msnm-13-de-mayo-2014

SIC: ¿Pero los negocios de llenados de agua no serían más negocio con una mejor agua? Explique mejor la relación que ve usted entre agua contaminada y negocio de botellas.

Benedetti: En este momento la gente más pobre no tiene recursos ni para comer, pero compran botellones por 400 bs parta tener “agua limpia” para cocinar y beber. A los negocios de llenaderos de botellas no les exigen un registro de control sanitario, ya que no fabrican agua potable, sólo limpian el agua sucia que distribuye Hidrocentro, y este negocio se está multiplicando en Venezuela.

SIC: ¿Quiénes viven de tal negocio?

Benedetti: Quienes han ocultado la condición del agua desde hace 8 años y son responsables por obras de saneamiento no ejecutadas. Hoy, no hay lugar en Venezuela donde la gente no se vea obligada a comprar una botella de agua al Grupo LAVASOL, por recibir en su hogar agua contaminada suministrada por Hidrológicas fuera de servicio, por falta de personal capacitado y no haber ejecutado las inversiones requeridas en los últimos 17 años.

SIC: ¿Pero por lo que dice pareciera más bien una privatización mafiosa de un bien público que es el agua, consecuencia de la ineficiencia en la gestión de las empresas públicas?

Benedetti: Aclaro que el servicio de botellones mafiosos no es un negocio resultado de la ineficiencia de la gestión. No es consecuencia, es causa.  Todo fue dirigido por quienes representan o fueron funcionarios públicos de Monamb, Hidrocentro y Sotarn. La mayoría de esos llenaderos instalados desde el año 2012 son propiedad de estos personajes, y ahora como una consecuencia de la necesidad de llegar a mayor población, otras personas naturales sin control y ajenas a estas mafias, han instalado el mismo negocio, ya que INSALUD, que debe ser un instituto de control sanitario, no exige ningún tipo de permisología. Sin embargo, a empresas que embotellan marcas de agua registrada le hacen la vida imposible con los requisitos.

 

 

Artículos relacionados:

email