Es tiempo social

Saúl Jiménez Beiza

En Venezuela venimos progresivamente retrocediendo desde muchos años atrás y la persona que ofreció la redención social y el logro de la plena felicidad de su pueblo y que le permitió con esos ofrecimientos  llegar a la presidencia de la República falleció sin haber logrado la misma pero si dejando una gran parte del pueblo que continuo creyendo en dicha promesa y que esperaba que su sucesor lograran el milagro. Lamentablemente para todos nosotros eso no fue verdad, además el precio del petróleo jugo en contra y se empezó a desnudar la realidad, habían desmantelado todo el aparato productivo industrial, las zonas agrícolas no están produciendo lo suficiente como para mantener la agroindustria, eliminaron la descentralización y por lo tanto ya la población no siente necesidad de reclamarle a sus gobiernos más cercanos sino que toda la responsabilidad recae en el presidente.

Por otro lado los partidos políticos y sus líderes no han estado a la altura de las realidades que se está viviendo en el país, están más interesados en sus campañas electorales particulares que en las necesidades propias de sus ciudadanos, están empeñados en pelearse “una botella vacía” que vivir las necesidades de la población como es la carencia de alimentos, medicinas, repuestos y que cada día que pasa se incrementan los precios y la especulación por el déficit existentes, además de soportar la mayor inseguridad vivida  en el país. Esas realidades llevaron  a otras realidades que es a la población  de las grandes ciudades llevarlos a la calle a defender sus derechos sin importarles ninguna conducción y eso sobrepaso a los líderes lo cual ha permitido que vayan surgiendo nuevos liderazgos en manos de jóvenes desconocidos hasta ahora.

Ante todo este cuadro y las luchas que se vienen dando en muchas partes del país es necesario fortalecer las organizaciones de la Sociedad Civil existentes pero además buscar las formas para la creación de nuevas organización de la sociedad  que nos permita incorporarlos en esta cruzada que apenas comienza y que es necesaria la participación de todos, reconociendo la realidad venezolana que solo el 40% de la población participa en los partidos políticos y que sin menospreciar  la importancia de los mismos en la conducción del país, ellos también deben reconocer a la otra gran parte del país no partidizada, además la sociedad civil organizada tiene elementos importantes para la incorporación de los vecinos y amistades que vienen saliendo deseccionados del proceso revolucionario, debemos crear una gran mayoría consolidada.

Todo este proceso que se va dando debería conducirnos a un gran gobierno de transición con un presidente sin compromisos partidistas que permita lograr un gran equipo de trabajo con pleno apoyo y libertad para tomar todas las medidas necesarias para la estabilización económica,  social y política de Venezuela y la pueda enrumbar hacia el primer mundo, pero si continuamos cayendo en las competencias políticos-partidistas estemos seguros que el caos continuara y no lograremos avanzar lo cual nos va a llevar a la desesperanza de la gran mayoría de la población.

Ese gobierno de transición debe contar, desde ya, con el apoyo de la Sociedad Civil para que vaya trabajando en el diseño de la descentralización necesaria y que debe ser muchísimo más profunda de la hasta ahora conocida, lo cual debe contemplar la descentralización de la economía y las finanzas públicas para que un porcentaje bien importante vaya a las gobernaciones y alcaldías. Además debería contener 3 elementos importantes, a saber:

  • Despartización: Se debe diseñar dentro del plan de desarrollo, todo el aspecto de la despartidización de la administración pública y que debe ser una medida concertada con el sector privado para que se comprometan a asumir mucha de esas personas que saldrían de la administración pública y la cual no puede ni debe quedar desempleada.
  • Desmarginalización: La Sociedad Civil está preparada para elaborar las propuestas es la desmarginalización, que no es otra cosa que la consolidación con todos los servicios básicos a los barrios del país que, pero además la construcción de escuelas y liceos técnicos cercanos que permita llevar educación gratuita y de calidad a toda la población para irlas incorporando al aparato productivo en pleno desarrollo. Esa medida también va a permitir rescatar a los jóvenes de las desviaciones hacia elementos delincuenciales.
  • Zonas Agrícolas: En las zonas agrícolas además de las señaladas anteriormente se debe tener una política distributiva de las tierras ociosas con un alto grado de capacitación al sector campesino con elementos técnicos y de administración que les permita mejorar la producción y el desarrollo pleno en forma cogestionaría al inicio pero que en un corto plazo puedan ser autogestionarios con la diversificación de la producción.

 

 

 

Artículos relacionados:

email