“El que no se mueve, no escucha el ruido de sus cadenas”

Carta abierta

A la Superintendencia Nacional de Cooperativas “SUNACOOP”;

Al Cooperativismo de Venezuela en la representación de:

-Las Cooperativas en general; las Centrales Cooperativas de todo en el País;

-La Central Cooperativa Nacional de Venezuela “CECONAVE” RL;

-A los organismos que por analogía se vinculan con el Cooperativismo Venezolano;

– Al Gobierno Nacional;

-A los venezolanos en general;

-A los Trabajadores Cooperativistas;

-Al Cooperativismo del Mundo.

Antecedentes históricos:

Quien suscribe Rafael Antonio Viloria. Titular de la C.I: 3.133.270. De 72 años de edad. Residenciado en la Ciudad de Barinas, del Estado Barinas de la República Bolivariana de Venezuela. Ante los cooperativistas venezolanos y Entes arriba indicado Concurro por este medio a los fines de hacer público, notorio y comunicacional la siguiente “Carta Abierta”:

-Inicie mi trayectoria desde el año de 1.969 en el Cooperativismo (que no existía en la región de Barinas). Desde entonces 48 años de forma INENTERUMPIDA. En esa trayectoria el sector Cooperativo Barines, Venezolano y fuera del País, conocen el contenido social, económico y político de mi gestión. Coparticipante en todo lo que hoy tiene que ver con la existencia del Cooperativismo en el País; entre otras cosas:

-Promotor de Cooperativas;

-Central Cooperativa Barinas CECOBAR 1972; -Central Cooperativa Nacional de Venezuela “CECONAVE” R.L  1976;

-Presidente de “CECOBAR” R.L 1988 -1992;

-Presidente del Consejo de Administración de CECONAVE en dos periodos 1983-1986/ 1997-1999;

-Promotor del Proyecto de Salud Cooperativa “CLÍNICA SERMECOOP” en Barinas;

-Coparticipante en los quehaceres técnicos propios del cooperativismo en el país;

-Coparticipante en las reformas a los Estamentos del sector Cooperativo en el País;

-Coparticipante en las visiones y misiones del gran Proyecto Cooperativo que la historia registra en mí trayectoria en 48 años. De ello puede asegurar y sé que así hacen lo propio los Cooperativistas que de mi 72 años, 48 de ininterrumpida trayectoria representa más de un 67 % quizás no soy el más indicado por modestia propia, que mi actuación ha estado signada, por la práctica, defensa y preservación de valores y principios fundamentalmente de trabajo.

Violación de Derechos Constitucionales y Cooperativistas.

-Sometido a un proceso de clara violación, de los Derechos Constitucionales reservados en el artículo 49° Constitucional; del artículo 52° de los Estatutos de CECOBAR, de los artículos 21° al 29° del Reglamento Interno de CECOBAR  del Trabajo Asociado; incomparecencia de la Providencia Administrativa de SUNACOOP n° 033_05, 14-10-05; por analogía vinculante con la Gaceta Oficial n° 38-298, de fecha 21-10-05. En ese orden en clara violación de lo dispuesto en el artículo 66° de la L.E.A.C; sin haber dado curso al debido proceso, se procedió en mi ausencia física (del presunto acusado), que tomaran las siguientes decisiones:

-Expulsión (no exclusión) de las filas del Cooperativismo Barines y por analogía Nacional. Complementariamente con 20 años de “INHABILITACIÓN”. Con prohibición de participar en los servicios de salud en la Clínica de CECOBAR (SERMECOOP)  y en el Centro Velatorio “Los Pinos”. En síntesis prohibición de participar en cualquier cargo en el sector Cooperativo de Barinas y por ende del País.

-El desatinado procedimiento, fue acompañado por una “Providencia

Administrativa de “SUNACOOP” signada con el n° PA 786-13 de fecha 05-09-2013. Esta a su vez provoco una Demanda de Nulidad incoada en el Tribunal Segundo de la Corte Contencioso Administrativo, según Expediente n° AP 42-G-2014-000-192. Después de la audiencia conclusiva 17-12-2015, espera por sentencia desde hace 15 meses.

Causas, efectos y consecuencias del caso en cuestión:

-Al no haberse ceñido al Debido Proceso y la inexistencia del Expediente respectivo, se desconocen, las causas reales que motivaron, la decisión. Ella fue tomada en asamblea el 15-04-11.

El efecto

Se resume en los siguientes hechos:

-Una salvaje persecución de ignominia, retaliación social, económica y política en Barinas y el Cooperativismo Venezolano.

-Persecución emprendida contra mis hijos que antes laboraban en CECOBAR R.L

-Quedar sin protección social y seguridad laboral y Jurídica

-Sin oportunidad de poder ejercer funciones en organizaciones públicas y privadas.

-Crisis de sobrevivencia humana, por mi condición de desempleado, sobrevivo (a medias) con la caridad pública del Estado (pensión) que no es suficientemente para garantizar con dignidad la alimentación, salud, educación de mis hijos.

Consecuencias:

-Por un desatinado de praxis gerencial desde el año 2009 al presente; el modelo Cooperativo está expuesto a la quiebra INEVITABLE, social, económica y política.

CECOBAR pasó de ser un modelo de organización alternativo de prestigio regional y nacional; a ser una empresa al margen de la práctica, defensa y preservación de valores y principios propios del Cooperativismo Venezolano y el Mundo;

A causa de tan ignominiosa actuación, mi esposa termino afectada con un cáncer de mama. Ello naturalmente ha causado, serios inconvenientes humanos, por no poder en ocasiones garantizar la sobrevivencia de tan delicada situación.

La Denuncia:

Independientemente del curso “LENTO” del juicio ante el Tribunal de la causa; he procedido a consignar en el marco del articulo 97°y 98° de la Ley Especial de Asociaciones Cooperativas (L.E.A.C), la aplicación de la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos, en función de una objetiva, veraz y confiable investigación que a la postre provoque una legal intervención. Todo ello con el fin de que SUNACOOP marque pauta en el correcto proceder. Además de la necesaria revisión del caso de expulsión e inhabilitación

Síntesis

Quiero dejar expresamente planteado que la denuncia consignada en Documento de 15 páginas, de 185 anexos, de 238 folios; deja expresamente claro que en CECOBAR existe una situación de evidente irregularidad  de carácter administrativo, que tiene que ser atendida no solamente por SUNACOOP, sino por el COOPERATIVISMO VENEZOLANO. De manera particular LA CENTRALES COOPERATIVAS Y CECONAVE R.L

-Conciencia plena tengo del riesgo que ello contrae en la denuncia que con fecha 23-03-17 consigne en la Oficina Regional de SUNACOOP Barinas. Todo ello en virtud de que el 17-11-2009 se ejecuto en cecobar un atentado que inexplicablemente los órganos de dirección no diligenciaron la clarificación desde el punto de vista policial del atentado en cuestión. En consecuencia quiero señalar al conocimiento público que si esta denuncia trajera como consecuencia retaliaciones de cualquier naturaleza hago responsables a quienes se puedan sentir “lesionados” por el contenido de la denuncia en ese orden. Estoy alertando a los cooperativistas de Venezuela que si algo ocurre ajeno al normal desenvolvimiento del proceso que estoy canalizando vendría de quienes la razón no les asiste pero si el revanchismo, solo espero que previo al cumplimiento de los lapsos respectivos, se cumpla con lo que la ley faculta.

Impacto social comunitario

-Diez mil familias, mas de cien mil personas amparadas, las comunidades en general; Observan con preocupación, como una organización que mostraba claros signos de desarrollo en materia de servicios de salud ambulatoria, de hospitalización, cirugía y maternidad, donde nacieron más de 700 niñas y niños con unos resultados de 0,000% de perdidas; que había atendido a miles y miles de pacientes, había intervenido quirúrgicamente a miles de pacientes, que prestaba excelentes servicios de laboratorio clínico, de ecografía, de radiología, emergencia y hospitalización, además de funcionar las 24 horas del día de los 365 del año; que tenía entre sus planes poner en marcha el Hospital Clínico Cooperativo, que ya había puesto en marcha la red de servicios médicos en la región, hoy corre el riesgo por indolencia y desidia, con vinculaciones de carácter político partidista a desaparecer. Que ya habíamos avanzado en el Municipio Barinas, Alberto Arvelo Torrealba (Sabaneta) y Rojas (Libertad), haya sido interrumpido en perjuicio de más de 200 mil personas; que encontraban en este modelo de Organización Cooperativista; una forma de mejorar sus condiciones de vida en especial en materia de salud, tal y como al efecto lo contempla el artículo 2° de la L.E.A.C. en consecuencia esta “Carta Abierta” tiene como propósito llamar la atención regional y Nacional de la situación que perjudica al Cooperativismo Venezolano Y por analogía a un Cooperativista Venezolano que solo ha tenido como norte ser coparticipe en el desarrollo de un Modelo de Organización Social Económico y Político para nuestro País. En este sentido no estoy solicitando la asignación de privilegios; solo el derecho a hacer tratado como un ciudadano de esta República que ha sido muy cuidadoso de ubicar los asuntos de carácter político y religioso al margen de los sesgos que en este orden siempre han generado controversias innecesarias en el marco del cooperativismo. Así yo puedo asegurar que mi actuación estuvo, esta, y seguirá estando en el contexto del cooperativismo con doctrina donde la unión, la solidaridad los valores y los principios marcaran el destino de este modelo de organización social.

En espera de que esta carta abierta, cumpla con su cometido; me despido muy…

                                                                     

                                                                  Atentamente                                                                    Rafael Viloria

Cooperativista activo

 

Artículos relacionados:

email