Dos hombres, dos visiones

Hoy, rendimos homenaje a Rómulo Betancourt al cumplirse 109 años de su natalicio. Cuando la democracia está en jaque, la República perdida en tinieblas, es hora de honrar a nuestros héroes civiles.

  1. Miguel Otero y Marcos Falcón Briceño buscan un encuentro entre Uslar y Betancourt. El espíritu de reconciliación y de consenso para reconstruir la democracia obligaba a aquellos rivales en ideas a sentarse. El encuentro fue todo un éxito. Nadie podía imaginar que la rivalidad surgida en ocasión del 18 de octubre de 1945 y el derrocamiento de Medina podía llegar a su fin.

Durante esta histórica conversación, Uslar y Betancourt hablaron de un tema que los apasionaba: el petróleo. Betancourt escuchó con atención algunas críticas que le hizo Uslar sobre su obra “Venezuela, Política y Petróleo” y cuentan testigos, que el ambiente fue tan agradable y de tanta pasión por Venezuela que terminó en un fuerte abrazo entre ambos.

Unos meses después, como un gesto de reconciliación, el recién electo presidente Rómulo Betancourt designará al Senador Arturo Uslar Pietri como enviado especial para inaugurar la estatua de Simón Bolivar en Washington, tarea que cumplió junto al presidente de los EEUU, Dwight Eisenhower.

Uslar Pietri se convierte en uno de los aliados políticos más importantes del gobierno de Betancourt en el Congreso, dándole un fuerte respaldo a la naciente democracia.

Dos hombres, dos visiones, hombres de Estado al servicio de una Nación. con motivo del natalicio de Rómulo Betancourt, esta institución le rinde homenaje a este ilustre héroe civil venezolano. ¡Honor por siempre!

Artículos relacionados:

email