Divide y Vencerás

Alfredo Infante

“Divide y Vencerás”, es un refrán diabólico. En la tradición cristiana, la palabra diablo, viene de “dia-bolo”, que significa algo así como el que divide para sacar provecho de la situación y de los demás.

Traigo esto a colación porque, días atrás al subirme a un jeep de transporte público para bajar del barrio a la ciudad, presencié una acalorada discusión entre el chofer del jeep y un pasajero. El punto de discusión era el costo del pasaje porque aún no estaba en Gaceta Oficial y, además, el chofer por su parte alegaba que con el pasaje regulado no ganaba para mantener el carro y, al mismo tiempo, poder vivir modestamente.

Después que la pelea cesó, el chofer, acalorado por la discusión, hizo en voz alta esta reflexión: “Yo entiendo que el salario de mucha gente no alcance para cubrir sus necesidades básicas, y que el aumento del pasaje les hace más difícil la situación, pero ¿acaso somos los choferes los culpables? El pasaje regulado no nos da para comprar los repuestos y menos para comer bien. Yo, para comprar un pollo, tengo que hacer entre seis y siete viajes de la punta del cerro hasta la salida del barrio. ¡Imagínense!, yo ganarías más parando el carro que poniéndolo a trabajar, porque parado por lo menos no se deteriora. El problema es que si lo paro no tengo el dinero corriente para vivir el día a día. Ni ustedes ni nosotros somos culpables. El asunto es que este modelo económico no sólo nos está matando de hambre, sino que nos pone a todos a pelear unos con otros”.

Tanto el pasajero como el chofer tenían razón. Este hecho nos deja claro que este modelo económico es diabólico. En primer lugar, porque está matando de hambre al pueblo, y en segundo lugar, porque nos está poniendo a pelear día a día los unos con los otros. Es decir, en el fondo está latiendo el refrán diabólico “divide y vencerás”. Triste. Es hora de despertar y unirnos como ciudadanos de a pie para cambiar las causas de esta tragedia. Basta de dejar que nos dividan. 

Artículos relacionados:

email